Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La intoxicación por el pollo envasado con salmonela afecta a más de 400 personas

Uno de los tubos que distribuían la salsa en la planta de fabricación ha originado el brote

La cifra de intoxicados por salmonela al comer una partida de pollo asado y envasado que estaba contaminada supera ya las 400 personas, según informaron ayer 11 comunidades autónomas. Al menos hay una persona hospitalizada en estado grave por el brote, uno de los mayores registrados jamás por esta bacteria, que produce diarreas, fiebre, vómitos y debilidad. El Ministerio de Sanidad recomienda a quien aún tenga pollos precocinados de la marca Pimpollo o Pollo asado Sada que los devuelva. La empresa, la mayor del sector, ha retirado 135.000 de los 190.000 envases que distribuyó en julio en todas las autonomías salvo en Navarra. La contaminación se produjo en el tubo a través del cual se adereza el pollo con salsa.

El enorme brote de salmonela comenzó el pasado jueves. La Comunidad Valenciana alertó a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria de varios casos de gastroenteritis atribuidos a un pollo en mal estado. La agencia, dependiente del Ministerio de Sanidad, ordenó retirar el producto del mercado y el viernes pidió que no se consumiera, pero los casos han seguido aumentando.

El viernes, las comunidades de Valencia, Murcia y Cataluña informaron ya de un centenar de casos en total. Ayer, la cifra que daban 11 comunidades era de más de 450 casos sospechosos (113 en Murcia, 80 en Valencia y 78 en Andalucía). El director de la Agencia de Seguridad Alimentaria, Ignacio Arranz, afirmó que el ministerio sólo tenía anoche constancia oficial de "120 casos en unos 30 brotes distintos", aunque admitió que la cifra subirá porque las comunidades aún no han recabado todos los datos. La cifra exacta tardará semanas en conocerse.

Sanidad afirmó que hay al menos un caso grave en Ciudad Real, pero que la mayoría de los pacientes se curan sin hospitalización. El periodo de incubación de la enfermedad ronda las 72 horas, por lo que Sanidad espera que remita la aparición de casos. Esta clase de salmonela causa diarrea, fiebre, dolor abdominal y vómitos. Generalmente se cura sin problemas aunque es peligroso en personas inmunodeprimidas, ancianos y niños.

El brote se ha extendido tanto porque el fabricante, el Grupo Sada, es la mayor empresa del sector. La partida se distribuyó por todas las comunidades salvo por Navarra, informa Efe. La contaminación se originó en la planta de Lominchar (Toledo), que permanece parada desde el viernes.

Hipótesis de la empresa

El cocinado del pollo destruye la salmonela, que no puede vivir por encima de 64 grados. La salsa también se esteriliza pero la empresa ha hallado la salmonela en uno de los tubos a través del cual se vertía la salsa sobre el pollo,ya asado, justo antes de envasarlo. Una vez envasado, el pollo con la salsa es un excelente caldo de cultivo para la bacteria y, según la empresa, la contaminación se produjo al pasar la salsa por el tubo infectado.

La empresa comenzó el viernes a retirar el pollo del mercado y ha recogido 135.000 unidades de las 191.000 vendidas en julio. Según Sanidad, eso no significa que queden en la calle 56.000 pollos contaminados. "Pensamos que la mayoría ha sido consumido ya porque no estaba contaminado. Como la intoxicación apareció el 28 de julio, la mayoría del pollo envasado anteriormente no está contaminado", explicó Arranz. Si alguien aún tiene pollo de esta marca en su casa debe llevarlo al supermercado. La empresa ha puesto a disposición de los consumidores el teléfono gratuito 900 200 901.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de agosto de 2005