Zapatero: "Soy el más antinuclear del Gobierno"

El presidente recibe a los líderes ecologistas en la primera reunión de este tipo desde 1984

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se sinceró el martes ante los ecologistas. "Soy el más antinuclear del Gobierno", aseguró Zapatero a los líderes de las principales organizaciones ecologistas en la primera reunión de este tipo desde 1984. Los ecologistas salieron encantados de la entrevista aunque sin ningún compromiso concreto.

A la reunión asistió la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona; el coordinador de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber; el director ejecutivo de Greenpeace, Juan López de Uralde; la responsable de Biotecnología de Amigos de la Tierra, Liliane Spendeler; el secretario general de WWF/Adena, Juan Carlos del Olmo, y el director general de SEO/Birdlife, Alejandro Sánchez.

En la del martes, de más de dos horas, Zapatero "escuchó más que habló y se notó que le interesa el medio ambiente", según De Uralde. Los ecologistas dirigieron la mayoría de sus críticas a los ministerios de Agricultura, Industria y Fomento, cuyos titulares no les han recibido en un año. Del Olmo resumió el planteamiento que llevaron a Zapatero: "No puede ser que Narbona vaya contra todo el mundo y contra el resto del Gobierno". Las críticas se centraron en el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (un 3,55% en 2004 y con unas perspectivas pésimas para 2005 pese a que España es el país industrializado que más se aleja del Protocolo de Kioto); el Plan de Infraestructuras de Fomento y la política sobre los productos químicos y la actitud pro nuclear de Industria.

El presidente les explicó que últimamente se había reunido con el ex presidente de EE UU Bill Clinton y con el científico Stephen Hawking, quienes le habían dicho que el cambio climático era muy importante. Sin embargo, no entró a explicar cómo reducirá el Gobierno las emisiones aunque afirmó que tomaba nota de las críticas al Plan de Infraestructuras.

Zapatero, según los ecologistas, aseguró que "es muy difícil vencer la inercia de la Administración en temas ambientales" y añadió que él sigue firme en su oposición a la energía nuclear, pese a que Industria afirma desconocer cualquier oposición a esta energía: "Yo soy el más antinuclear del Gobierno", admitió, según afirman Del Olmo, Oberhuber, De Uralde y Sánchez.

La conversación, de unas dos horas, también habló de la sobrepesca. Los ecologistas criticaron que Agricultura consiguiera en diciembre una cuota de 30.000 toneladas de anchoa pese a la advertencia de los científicos de que había escasez. "Zapatero nos dijo que en su momento le pareció bien el acuerdo, pero que luego no ha sido así, y señaló que el Prestige podía haber tenido algo que ver", según Oberhuber.

Por último, el presidente se comprometió a abrirles las puertas de otros ministerios. "En un año no nos han recibido Magdalena Álvarez, José Montilla ni Elena Espinosa y sí el presidente", destacó Alejandro Sánchez.

En noviembre de 1984, Felipe González recibió en Moncloa al movimiento ecologista. El objetivo de éstos era frenar las plantaciones de eucaliptos que el Gobierno realizaba entonces en lo que hoy es el Parque Nacional de Cabañeros. Los temas del martes eran más complicados y con mayor implicación económica.

De izquierda a derecha, Theo Oberhuber, Liliane Spendeler, Juan López de Uralde, José Luis Rodríguez Zapatero y Cristina Narbona, el martes en La Moncloa.
De izquierda a derecha, Theo Oberhuber, Liliane Spendeler, Juan López de Uralde, José Luis Rodríguez Zapatero y Cristina Narbona, el martes en La Moncloa.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS