Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jasone Osoro crea "imágenes con palabras" para sus lectores jóvenes

Julen Gabiria recibe el premio a la obra en euskera más vendida

Jara. Bikiak eta bikoteak (Zubia) es la segunda obra escrita por Jasone Osoro (Elgoibar, 1971) para el público juvenil, en el que sigue contando la historia de Jara, una joven de 13 años que avanza por las vivencias de la adolescencia. "Captar la atención de los adolescentes es muy dificil", señaló la autora en la Feria del Libro de Bilbao. "El reto es hacerles llegar imágenes a través de las palabras".

La serie de novelas juveniles protagonizadas por Jara comenzó en 2001 a propuesta de la editorial. Jasone Osoro creó entonces un personaje que no vivía experiencias extraordinarias. Jara es una adolescente que descubre su primera regla, tiene pequeños problemas con sus padres, encuentra nuevos amigos y se enamora. El resultado ha sido, reconoce la autora, una novela para chicas que se identifican con las experiencias del personaje. "Los chicos acaban entrando", explica. "Se sienten como si miraran lo que pasa a través de una rendija. Son historias que les permiten volverse invisibles y ser testigos de lo que ocurre en el mundo de las chicas de su edad".

Los finales de las historias de Jara siempre quedan abiertos para permitir que su vida continúe en otros libros. ¿Hasta cuando? "Seguiré escribiendo mientras note que los chavales tienen interés en saber de Jara", asegura Osoro. "Si no pita, lo dejaré".

La escritora sabe que a los 12 años, se tienen pocas ganas de leer. "A la mayoría no les gusta y lo hacen sólo por obligación. Es muy difícil captar la atención de los adolescentes que viven en un mundo de imágenes. Es la generación de la Play Station, el ordenador y la tele. El reto es hacerles llegar imágenes a través de las palabras para lograr que se metan en el libro", apunta.

La literatura juvenil no resta tiempo para que Osoro continúe su carrera literaria. En paralelo a las dos entregas de Jara, la autora de Korapiloak (Elkar), ha publicado la versión en castellano de esos relatos, Desnudos (Seix Barral), y la novela Greta (Elkar).

La Feria del Libro de Bilbao dedicó la jornada de ayer a los autores vascos y entregó a Julen Gabiria (Galdakao, 1973) el premio Zazpikale por Han goitik itsasoa ikusten da (Elkar) como el libro en euskera más vendido en la anterior edición.

La periodista Txani Rodrígez (Llodio, 1977) ha debutado en el mundo de la literatura con El corazón de los aviones (Elea). La autora confesó que en su vida trata de controlar las emociones y las debilidades, pero en la literatura no las oculta. El libro está formado por 30 relatos unidos por algunos de sus personajes en los que descubre "mala leche, dobles sentidos y mucha ternura". Son cuentos que ocurren en pueblos porque "las situaciones más impredecibles se esconden en mundos que pueden ser recorridos en una mañana", en palabras de su editor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 2005