Entrevista:RAÚL RIVERO | Periodista y poeta cubano

"Vivo con el peso del recuerdo de mis compañeros encarcelados"

Raúl Rivero (Camagüey, 1945) habla con el alivio de quien se siente de nuevo en libertad. El poeta y periodista cubano respira ya tranquilo tras aterrizar hace dos semanas en Madrid junto a su familia. Llevaba 20 años sin salir de Cuba. Atrás quedan un año y nueve meses de prisión, fruto de una condena de 20 años por colaboración con EE UU. Rivero ve positivo el cambio en la política de la UE en relación con el levantamiento de sanciones a Cuba y agradece la gestión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para lograr su liberación en noviembre pasado. Aunque reconoce que le pesa el recuerdo de sus compañeros encarcelados.

P. ¿Qué tal sienta de nuevo la libertad?

R. La estoy viviendo con mucho cariño y ternura y sobre todo con una gran comprensión hacia mi situación personal. Hacía 20 años que no salía de Cuba y ver cómo ha cambiado el mundo es maravilloso. Me siento además muy agradecido por el apoyo que he tenido de los españoles en general y de los medios de comunicación por el trabajo que hicieron a favor de mi libertad.

"Es posible que, producto del giro que se está dando en las relaciones políticas entre la UE, España y Cuba, puedan salir más presos"
"El Gobierno de Fidel Castro me ha concedido dos años de permiso en el exterior, pero no depende de mí si vuelvo o no a Cuba"

P. ¿Qué opina del giro que ha dado la política de la UE con relación a Cuba tras la excarcelación de 14 disidentes, entre ellos usted? ¿Es suficiente?

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

R. Creo que es escasa [la liberación de 14 disidentes]. Pero sí creo que ha favorecido para que la UE cambie su política. Abrir puertas siempre es muy importante. Aunque la posición dura que siguió [el ex presidente del Gobierno español José María] Aznar en el momento de nuestro arresto, en 2003, tuvo un mensaje hacia dentro de la isla. Más tarde abrió la alternativa de poder dialogar y negociar con el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Creo que ese cambio de línea es más positivo. Desde mi mentalidad de preso, creo que da nuevas alternativas porque la confrontación, la crispación, no da soluciones.

P. ¿Cómo vive desde su condición de excarcelado la situación del resto de disidentes que se encuentran en prisión?

R. Llevas eso encima como un peso, una carga. Mi libertad en ese plano está ensombrecida por la encarcelación de esas personas. Pienso en ellos, he tenido contacto con sus familias desde que estoy aquí y me sigo interesando por ellos. Por eso he dicho siempre que voy a seguir trabajando, de una manera discreta como lo he hecho siempre, para luchar por la libertad de los periodistas en primer lugar, que son el colectivo más cercano a mí, y de los presos políticos, que son casi 300.

P. ¿Confía en que Castro libere a más disidentes?

R. Creo que, producto de ese cambio de actitud entre las relaciones de Cuba y la Unión Europea y España, y bajo ese trasfondo político, puedan salir más presos. De hecho, antes de salir yo de Cuba, se pensaba que iba a salir un grupo. Nunca se ha hablado de excarcelaciones masivas pero sí de un proceso gradual.

P. ¿Cree que el Gobierno español debe seguir presionando en esa línea?

R. Sí. Al margen de las ideologías, cualquier política de apertura y diálogo que permita conseguir la libertad de un individuo y que puedan reitengrarse a sus familias me parece lo más importante. Y apoyo esas políticas porque he sido uno de los beneficiados.

P. ¿Qué papel tiene reservada la oposición si desaparece Fidel Castro y se produce una transición?

R. La oposición ya está desempeñando un papel hace tiempo: de formación, de activismo, de llevar a sectores de la sociedad la idea de la sociedad civil y la idea de la libertad individual, para que se produzca un cambio.

P. Pero la disidencia se encuentra muy fragmentada.

R. Creo es perjudicial para la oposición interna airear esos problemas en público cuando se podrían debatir en el plano privado, porque inicialmente tienen un objetivo único: lograr la democratización de Cuba. Pero no me preocupa la desunión porque también implica riqueza y un amplio registro de posiciones políticas.

P. El Gobierno de Cuba insiste en que no se violan los derechos humanos.

R. La violación de derechos humanos en Cuba es evidente y permanente. Es un tema que me supera: que no puedas salir de Cuba sin permiso del Gobierno, que no puedas decidir la educación de tus hijos y, lo más importante, que no puedas opinar ni describir la realidad.

P. ¿En qué condiciones volvería a Cuba?

R. De momento, tengo una licencia extrapenal por mi salud. Por esa razón debía salir de Cuba con mi familia. El Gobierno me ha dado permiso para dos años y no creo que dependa de mí si voy a volver o no. Siempre he pensado que donde debo estar es allí, pero no en estas condiciones.

El periodista y poeta cubano Raúl Rivero, ayer en Madrid.
El periodista y poeta cubano Raúl Rivero, ayer en Madrid.RICARDO GUTIÉRREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción