Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez afirma que el imán de Fuengirola es un "torturador y vejador de mujeres"

La defensa solicita el indulto y presenta un pliego de 5.000 firmas de apoyo

"Sería absurdo que mientras la sociedad se esfuerza en la creación de normas positivas y sustantivas de represión de los malos tratos y de violencia doméstica, se diese la suspensión de la ejecución de la pena a un maestro que enseña con refinamiento cómo debe practicarse la violencia doméstica". De esta forma se expresa el titular del Juzgado de lo Penal número 12, Faustino Salmerón, en un auto notificado anteayer por el que ordena "sin dilación la búsqueda y captura e ingreso en prisión" de Mohamed Kamal Mostafa, el imán de Fuengirola. Kamal, al que el juez considera "torturador y vejador de mujeres", fue condenado el pasado mes de enero a 15 meses de prisión y multa de 2.160 euros por un delito de provocación y discriminación contra las mujeres cometido al escribir el libro La mujer en el islam, en el que se justifican los malos tratos a las mujeres y se dan instrucciones de cómo deben infligirse para no dejar huellas y mitigar su impacto.

Fuentes judiciales explicaron que el juez comunicó ayer a la defensa del imán que tiene de plazo para presentarse en prisión hasta el próximo lunes. Es la segunda vez en pocos días que el magistrado cambia de criterio, porque inicialmente le había concedido 15 días una vez que fuese firme su decisión de no otorgarle el beneficio de la suspensión de la condena. Y la resolución no era firme todavía, porque estaba pendiente de que se resolviera un recurso ante la Audiencia de Barcelona.

El juez asegura en su última decisión que el imán cumple los requisitos jurídicos que marca el Código Penal para evitar su encarcelamiento, pero añade que persiste su "peligrosidad criminal", una expresión que también está en la ley y con la que justifica la decisión que adoptó. Según el juez, el imán no se ha retractado nunca del contenido del libro, por lo que entiende que "se mantiene en su postura de torturador y vejador de mujeres, hecho que en el Estado social y democrático de derecho no se puede tolerar ni consentir".

Defensor del maltrato

El auto por el que se deniega la libertad recuerda que la condena no fue recurrida, por lo que "el condenado se aquietó con unos hechos probados en la sentencia en los que se demuestra que defendía su postura de golpear a las mujeres en partes no punibles del cuerpo como la cara, pechos y vientre y cabeza".

El juez recuerda que el libro contiene algunas frases en las que se aconseja que estos golpes se den "con una vara firme y ligera para que no deje cicatrices o hematomas en el cuerpo".

Por ese motivo, el juez razona que el imán "incumple y vulnera el artículo 14 de la Constitución, haciendo prevalecer discriminación" por razón de sexo "diciendo y manteniendo en su libro" que "el testimonio de un hombre vale el testimonio de dos mujeres" y que "en una familia la autoridad la ostenta el hombre".

El abogado del imán, José Luis Bravo, presentó ayer la petición de indulto ante el juzgado y solicitó que mientras éste se tramita se paralice el ingreso en prisión, en un nuevo intento de evitar un hecho que cada vez parece más probable. La petición de la medida de gracia está acompañada de más de cinco mil firmas, principalmente de personas del mundo islámico, aunque el abogado aseguró ayer que también han firmado policías y un obispo.

Ayer por la mañana, los portavoces del imán hablaban de que "posiblemente se entregaría voluntariamente" hoy, aunque al conocer el nuevo plazo del juez se ha descartado esta posibilidad, informa Cecilia Jan. Lorenzo Rodríguez, coordinador de la Plataforma para el Diálogo Interreligioso, aseguró que Kamal "lo está pasando mal por su familia y sabe que va a un lugar donde su conciencia y su moralidad van a ser atacadas". Según Félix Herrero, presidente de la Asociación Islámica Al-Andalus, la orden judicial se debe a que "alguien quiere ponerse medallas a costa de Kamal".

Los seguidores del imán han convocado una concentración, ya autorizada, para apoyar el indulto, y tendrá lugar mañana sábado frente al Ayuntamiento de Málaga. Varios fieles también realizarán hoy una jornada de ayuno voluntario en solidaridad con Kamal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de noviembre de 2004