Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE pagó a Jordi González 2,4 millones de euros "sin ninguna contraprestación"

Hacienda destapa en la auditoría de 2001 deficiencias en el contrato del presentador

Televisión Española abonó "sin ninguna contraprestación" para la cadena pública más de 2,4 millones de euros a Jordi González a través de la empresa Microproducciones, de la que el presentador es socio. Así lo recogen sendos informes de la Intervención Delegada de Hacienda en RTVE correspondientes a los ejercicios económicos de 2000 y 2001, que destapan deficiencias en las cláusulas del contrato. Un portavoz de González asegura que percibió las cantidades estipuladas y atribuye a los entonces directivos de TVE la responsabilidad de que no se le asignaran tareas.

Microproducciones y TVE firmaron en septiembre de 1999, en la época en la que Pío Cabanillas ocupaba la dirección general de RTVE, un contrato por dos años que permitía a la cadena estatal utilizar la "imagen" de Jordi González y encomendarle trabajos de director, presentador y productor ejecutivo. Por estos servicios TVE estaba obligada a abonar determinadas cantidades aunque no quedaban especificadas de igual modo las obligaciones de la otra parte, según establece Hacienda tras analizar los detalles del contrato.

Entre enero y abril de 2000, González presentó en La Primera La escalera mecánica, un programa de debates y entrevistas realizado desde Barcelona que perseguía la polémica y contaba con la colaboración de una ex actriz porno. Sólo se emitieron ocho ediciones, que registraron una audiencia del 15%, cifra muy inferior a la media de la cadena ese año (24,5%).

Hacienda constata que el presentador participó también en una gala, y concluye que a la vista de las tareas profesionales desempeñadas en 2000 y 2001, TVE pagó a Microproducciones un total de 2.437.603 euros "sin ninguna contraprestación", de los que 1.064.292 corresponden al segundo de los ejercicios económicos citados.

Un portavoz de Jordi González afirma que estas cifras se ajustan a lo pactado con Cabanillas y matiza que "la confianza" entre la cadena y la productora se rompió tras el nombramiento de Javier González Ferrari como director general de RTVE (mayo de 2000) y de Álvaro de la Riva como director de TVE. "El equipo entrante consideró que Jordi no era una persona de su confianza y propuso cancelar el contrato, pero la productora entendió que debía ser cumplido por ambas partes". Añade que tras la supresión de La escalera mecánica, el presentador hizo varias propuestas de colaboración y trabajó en proyectos para "intentar optimizar el contrato", pero a lo largo de más de un año "no se concretó nada".

En aquellos dos años, González estuvo doblemente vinculado al Ente Público ya que en Radio 4, (la oferta en catalán de RNE) condujo el matinal Día a la vista y en Radio 1 estuvo al frente del semanal Efectos sonoros. Ese contrato ascendía, según Hacienda, a 130 millones de pesetas (0,7 millones de euros) anuales. El citado portavoz subraya que el espacio de Radio 4 abarcaba cinco horas (de 8.00 a 13.00) seis días a la semana y que la productora retribuía a 18 personas de plantilla y a alrededor de 40 colaboradores. "Este trabajo no aportó significativos beneficios a Microproducciones. Fue lo comido por lo servido", dice.

El informe de Hacienda advierte de que la remuneración a Jordi González era "superior a la de otros profesionales con prestaciones equivalentes" y oberva deficiencias en el contrato del presentador. Entre otras circunstancias, precisa que no reflejaba algunas estipulaciones usuales en pactos de similares características, como el número de episodios del programa, su duración o el mínimo de audiencia que debía registrar. Tampoco se incluían salvedades sobre la aparición de marcas comerciales en el espacio o acerca de la hipotética participación del presentador en campañas publicitarias.

González debutó en TVE en los ochenta con La palmera y ha trabajado en Antena 3, Canal Sur, TV-3 y Tele 5, cadena en la que presentó Moros y cristianos y donde actualmente conduce TNT, elaborado con los ingredientes de Crónicas marcianas. Los términos del contrato firmado en 1999 son frecuentes en el sector audiovisual. Un juzgado obligó a Antena 3 a pagar a Pepe Navarro los dos años pactados con la cadena privada pese a que la empresa suprimió a las pocas semanas La sonrisa del pelícano y canceló unilateralmente la relación laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de octubre de 2004