Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irregularidades contables y presupuestarias en concursos, series y derechos deportivos

El contrato entre TVE y Microproducciones no es el único que Hacienda ha mirado con lupa. La auditoría de 2001 hace observaciones a la contratación artística de Amigos en la noche y En familia a cargo de Sil Producciones, la misma productora de Cine de barrio, el espacio que presentaba José Manuel Parada. Asimismo, pone de relieve las diferencias entre lo que TVE gastaba en viajes de los ganadores de los premios de Noche de fiesta (11.107 euros) y las cantidades presupuestadas por la productora, Miramón Mendi (743.752), dirigida por José Luis Moreno. Algunas partidas de la serie de Lina Morgan Academia de baile Gloria se amortizaron en los 13 capítulos iniciales, pero lo que para TVE pudo haber sido un ahorro se quedó en nada cuando la productora incluyó gastos de otro tipo en los cuatro capítulos que se grabaron más tarde. También saca a la luz las modificaciones, a través de una adenda, en el procedimiento de pago y liquidación de las partidas a justificar de Operación Triunfo.

Otras "irregularidades" contables y presupuestarias afectan al área de gestión de derechos deportivos. Por ejemplo, se compensaron gastos de TVE con ingresos de RTVE por un importe de 3,8 millones de euros. La auditoría de 2001 pone nombres y lanza hipótesis. "Se observa", precisa, "la no percepción de remuneración por personas que colaboran en TVE, lo que puede obedecer a una compensación por la publicidad que realizan en pantalla determinadas firmas". El informe cita a Ángel Nieto, que a menudo aparece envuelto en los logotipos de Telefónica Movistar y Repsol YPF, y a Alberto Puig, también con la marca del operador de telefonía móvil.

Pero el caso más llamativo dentro de la gestión de deportes corresponde al contrato firmado por la Real Federación Española de Fútbol para televisar los partidos de Segunda B (2 millones de euros). En este convenio se acuerda que las retransmisiones tengan lugar a partir de la jornada 16, pero TVE paga desde la primera, lo que supone anticipar 819.000 euros. Como contraprestación, la entidad futbolística concede a RTVE el derecho a elegir y retransmitir otros 60 partidos de Segunda B de otras temporadas. Pero en 2001, la cadena pública no dio ninguno de aquellos partidos y además dejó de transmitir cinco jornadas de las previstas. No obstante, pagó reglamentariamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de octubre de 2004