Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Putin eleva su demanda contra la petrolera Yukos

La compañía tendrá que pagar 6.190 millones de euros por evasión fiscal

La petrolera rusa Yukos sufrió ayer otro golpe a manos del Gobierno de Vladimir Putin. El Ministerio de Recaudaciones ruso elevó sus demandas por evasión de impuestos contra la petrolera de 2.650 millones de euros hasta 3.390 millones respecto al año 2001. El portavoz de la compañía calificó esta decisión como ilegal. Con esta nueva cifra, las reclamaciones de Moscú a la petrolera ascienden a 6.190 millones de euros.

El Gobierno ruso añadió ayer 740 millones de euros a sus demandas contra la petrolera Yukos, responsable del 2% de la producción mundial de crudo. La reclamación por evasión fiscal respecto al ejercicio de 2001 supone más que duplicar la que ya se le había imputado por el correspondiente al año 2000. La Justicia rusa le pide así a la petrolera fundada por Mijaíl Jodorkovski, ahora tras las rejas, que desombolse 6.190 millones de euros.

Los cargos son los mismos para ambos ejercicios. El Gobierno de Putin acusa a la petrolera de haber utilizado una red de paraísos fiscales para evadir impuestos. La petrolera, a su vez, ha respondido que no es capaz de pagar tales cantidades y que es posible que tenga que declararse en bancarrota. Como si fuera poco, las cuentas fiscales de 2002 y 2003 siguen siendo investigadas por el Kremlin.

Varios analistas coinciden en afirmar que los problemas judiciales de la petrolera son el resultado de las ambiciones políticas de Jodorkovski, su antiguo presidente. La compañía avisó ayer que podría paralizar su explotación de crudo como resultado de sus dificultades financieras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 2004