Entrevista:AHMED RASHID | Periodista paquistaní, autor de 'Los talibán'

"Es una vergüenza cómo se ha portado la OTAN en Afganistán"

El periodista paquistaní Ahmed Rashid lleva 25 años informando desde Afganistán. Su libro Los talibán (Península) se convirtió en una referencia para comprender el país en el que EE UU empezó su guerra contra el terrorismo tras el 11-S. A través de sus artículos en medios internacionales, entre ellos EL PAÍS, Rashid, que se encontraba ayer en Madrid invitado por el Instituto Elcano, sigue explicando los entresijos de un país que está, de nuevo, en la encrucijada entre otro desastre y la confirmación de un proceso democrático.

Pregunta. ¿Será posible que se celebren elecciones libres en Afganistán en septiembre?

Respuesta. Las elecciones deberían retrasarse. La violencia, los ataques de los talibanes y de Al Qaeda han creado una situación demasiado peligrosa para que pueda haber comicios. No creo que los países occidentales sean capaces de garantizar la seguridad y la OTAN ha fracasado en ese sentido. No se ha alcanzado un nivel de reconstrucción aceptable, el programa de desarme de las milicias no ha tenido lugar, ya que ha sido bloqueado por los señores de la guerra, que los estadounidenses no están presionando de manera suficiente. Espero que sean retrasadas; pero me temo que estas elecciones están en la agenda estadounidense, porque Washington quiere que haya comicios antes de las presidenciales de noviembre para poder decir que han sido un gran éxito. Y no es el caso por el momento. Los afganos necesitan más dinero, más tropas y un periodo más largo para alcanzar la estabilidad.

Más información
Karzai pide un despliegue inmediato de las tropas

P. ¿Cuál es la fuerza actual de los talibanes y qué posibilidades tienen los estadounidenses de ganar la guerra que sigue teniendo lugar en Afganistán?

R. Los estadounidenses necesitan una presencia para ayuda y reconstrucción, pero también una presencia militar durante un periodo largo de tiempo, para ganar la confianza de la gente y tener mejor información. Pero con el conflicto de Irak hace dos años las fuerzas especiales, los satélites... todo fue desviado y sólo unos pocos cientos de efectivos se quedaron en la frontera con Pakistán, donde se esconde Bin Laden. Ahora, en marzo, muchos de esos medios volvieron porque EE UU quiere capturar a Bin Laden antes de las elecciones de noviembre; pero ésa no es la forma con la que se consigue la información.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

P. ¿Cree usted posible reconstruir un país en 2004 con los mismos señores de la guerra que lo destruyeron en los noventa?

R. No, no lo es. Existe un plan de Naciones Unidas para desarmar a 100.000 milicianos que cuenta con una financiación japonesa de 300 millones de dólares. Pero ha sido un fracaso por dos razones. La primera es porque los estadounidenses no han dado su apoyo a este plan. Les interesa que haya elecciones en septiembre y no enfrentarse con los señores de la guerra. El segundo fracaso ha sido con el propio Gobierno de Ahmid Karzai, que no ha sido lo suficientemente firme con los señores de la guerra; de hecho, es muy posible que vuelvan a estar en su Gobierno después de las elecciones.

P. ¿Cree usted que el aumento de efectivos de las tropas internacionales de la ISAF decidido en la cumbre de la OTAN de Estambul será suficiente para garantizar la seguridad en Afganistán?

R. Es una vergüenza la forma en que la OTAN se ha comportado en Afganistán. La OTAN se hizo cargo de las tropas de paz en agosto y ahora estamos en junio. No ha habido expansión de las tropas de la ISAF fuera de la capital, menos un equipo alemán en Kunduz. Ahora, la OTAN promete que instalará equipos de reconstrucción en cuatro o cinco emplazamientos en el norte del país; pero ya dijo en agosto que ocuparía todos los PRT (equipo de reconstrucción provincial) en manos de los estadounidenses y que desplegaría fuerzas fuera de Kabul. Hay 12 PRT estadounidenses y ninguno está bajo control de la OTAN, que tampoco ha creado nuevos. Creo que es una tragedia, una falta de voluntad por parte de los países europeos. Los europeos nunca han tenido una estrategia para Afganistán: deberían aumentar su presencia y deberían ser capaces de utilizar la OTAN como un foro, en el que se sientan con los estadounidenses, para crear una estrategia. Los europeos necesitan un auténtico compromiso para aumentar las tropas.

P. Si fracasa el proceso democratizador afgano, ¿puede Pakistán desestabilizarse?

R. Creo que, desde un punto de vista estratégico, el principal objetivo de Al Qaeda es derribar a los regímenes de Pakistán y Arabia Saudí.

El periodista paquistaní Ahmed Rashid, en Madrid.
El periodista paquistaní Ahmed Rashid, en Madrid.GORKA LEJARCEGI

Sobre la firma

Guillermo Altares

Es redactor jefe de Cultura en EL PAÍS. Ha pasado por las secciones de Internacional, Reportajes e Ideas, viajado como enviado especial a numerosos países –entre ellos Afganistán, Irak y Líbano– y formado parte del equipo de editorialistas. Es autor de ‘Una lección olvidada’, que recibió el premio al mejor ensayo de las librerías de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS