La vicepresidenta pide que no se utilice la Guerra Civil en el conflicto sobre el Archivo

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió ayer que no se utilice un asunto "de la naturaleza del Archivo de Salamanca para enfrentar a ciudadanos y territorios", y consideró "aconsejable" evitar enfrentamientos, sobre todo cuando se utilizan argumentos que arrancan de la Guerra Civil.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega explicó que el objetivo del Gobierno, atendiendo a la proposición del Parlamento catalán, es "conciliar dos intereses legítimos". Se refirió entonces a la voluntad de conciliar "la legítima aspiración de Cataluña de recuperar unos documentos que fueron en su día expoliados y el razonable mantenimiento de la unidad documental de los archivos".

La vicepresidenta añadió que, de esta manera, "hemos propuesto que en Salamanca se ubique una gran Centro Nacional de Documentación e Investigación de la Guerra Civil".

En Valladolid, y en referencia al litigio desencadenado por la reclamación de la restitución a Cataluña de parte del Archivo, el presidente del Ejecutivo de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, comentó, en declaraciones a la emisora Onda Cero, estar "dispuesto" a pedir al Gobierno que las "piezas del rico patrimonio" de esta comunidad retornen a su lugar de origen desde los museos catalanes.

Herrera se opuso, por otro lado, a que otras comunidades y entidades se pongan "a la cola" para reclamar su parte del Archivo y se llegue a "dejar determinadas fotocopias de estos documentos en Salamanca y enviar los originales a quienes lo solicitan".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS