Silva tilda de "incómoda y cruel" su novela ganadora del Primavera

"Carta blanca es una historia incómoda, cruel, violenta, que pretende perturbar y lograr que el lector sienta el desasosiego adicional de pensar que lo que se cuenta sigue pasando, aunque con otros nombres y en otros lugares", afirmó ayer el escritor Lorenzo Silva (Madrid, 1966), al presentar, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, la novela con la que ganó el pasado marzo el Premio Primavera 2004, convocado por Ámbito Cultural de El Corte Inglés y la editorial Espasa.

Silva, que empezó recordando a modo de homenaje al cantaor Juanito Valderrama, muerto el lunes, definió su libro como "una novela sobre el mal, visto desde dentro" y remarcó sus "riesgos".

Carta blanca es "la aventura de un individuo que simboliza su época" y aborda "episodios históricos que queremos tener resueltos, pero que aparecen en cada esquina sin resolver", dijo.

El relato empieza en los años veinte y cuenta la vida del protagonista, Juan Faura, desde su juventud hasta la Guerra Civil. "El libro comienza en 1921, en la Guerra de Marruecos, pasa brevemente por la República y, en el epílogo, aterriza en la conquista de Badajoz por el Ejército nacional en el verano del 36", resumió el escritor, ganador del Premio Nadal 2000 por El alquimista impaciente.

Al hablar de la crudeza de ciertos pasajes, Silva destacó que su objetivo era pintar "el conflicto moral en el cual se mueve el personaje, cosa que sólo puede hacerse narrando los detalles, para percibir por qué actuó como lo hizo en cada oportunidad". En la ficción, las razones del protagonista, "un antihéroe inmerso en una época convulsa", son múltiples: "inercia, miedo, bajeza".

El viaje del deseo

"Ambos libros suponen placer para quien los lee, pero son muy distintos y se complementan", destacó Ramón Pernas, uno de los miembros del jurado del premio, antes de cederle la palabra a la escritora Eugenia Rico (Oviedo, 1971), quien resultó finalista del Primavera con su novela La edad secreta. "Me ha llevado 20 años sacar el carné para estar aquí", bromeó Rico, quien comparte con Lorenzo Silva tanto la pasión por la literatura como el oficio de abogado.

"La edad secreta habla del deseo y de los años que nos quedan por vivir", resumió la autora. Es "la historia de una resurrección, de una segunda oportunidad cuando ya no esperas nada y la vida te sorprende".

El libro cuenta el viaje de una mujer que rompe con todo, trabajo y marido incluidos, y se lanza a la carretera. "Descubre territorios y sentimientos que no conocía cuando encuentra a un enigmático joven en una gasolinera", contó Rico. "Ella tiene 20 años más que él, pero eso no es lo que importa, porque en los verdaderos viajes", piensa Rico, "se rompen los tabúes". Ganadora del Premio Azorín 2002 por su novela La muerte blanca, Rico compartió en el final un sueño: "Que La edad secreta se convierta en un secreto a voces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de abril de 2004.

Lo más visto en...

Top 50