Lorenzo Silva gana el Primavera con un libro sobre la irracionalidad del poder

'Carta blanca' se sitúa en los años 20 y 30

"Me habéis sorprendido trabajando", dijo ayer el escritor Lorenzo Silva (Madrid, 1966) al recibir la noticia de que su libro Carta blanca había ganado el VIII Premio Primavera de Novela, convocado por Espasa Calpe y Ámbito Cultural de El Corte Inglés. El jurado, presidido por Ana María Matute, elogió su "impecable escritura". Silva, que recibirá 200.000 euros, definió el libro como "una historia sobre la irracionalidad del poder", en la España de los años veinte y treinta.

"El teléfono no ha parado de sonar", contaba ayer Lorenzo Silva, que en eso de ganar premios ya tiene experiencia. Antes del Primavera que obtuvo ayer ha recibido, entre otros, el Nadal en 2000 por El alquimista impaciente, el Ciudad de Cartagena 2002 por El nombre de los nuestros y, el año pasado, el Premio Destino Infantil por Laura y el corazón de las cosas.

Carta blanca fue elegida entre 221 originales, seis de los cuales resultaron finalistas. "Enseguida fue la que más me gustó", comentó Matute. "El protagonista está maravillosamente bien visto y explicado." El jurado del Primavera, integrado además por Ángel Basanta, Antonio Soler, Pilar Cortés, Nuria Esteban y Ramón Pernas, dio a conocer su fallo ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Además de Silva, ganador por unanimidad, se concedió un accésit a La edad

secreta, de Eugenia Rico, quien recibirá 30.000 euros. Ambos escritores recibieron la noticia en ese momento y telefónicamente. "Esto estaba preparado, por supuesto", bromeó Pernas, cuando en casa de Rico contestó una voz metálica: "Ha llamado al 91...".

Basanta resumió las razones de la elección: "Son dos buenas novelas, muy bien escritas y muy diferentes. La de Silva cuenta una historia personal, implicada en el destino colectivo. La de Eugenia Rico, más interiorizada, relata la vida de una mujer que persigue un sueño".

Una biografía posible

Carta blanca comienza en Marruecos en los años veinte y cuenta la vida de Juan Faura, desde su juventud hasta la Guerra Civil. "Es una indagación sobre dos décadas claves, en las que se fraguó la España del siglo XX y mucho de lo que vivimos hoy", precisó Silva. Tomar hechos de la memoria histórica como tema literario no es algo nuevo para el autor. "Uno siempre tiene las mismas obsesiones", se disculpó. "Yo había escrito un libro sobre la guerra de Marruecos, El nombre de los nuestros (2001), pero quería ir más allá. Buscaba una panorámica. Una historia que me permitiera seguir a un personaje y contar, a la vez, qué pasaba en España."

Ese "itinerario personal, simbólico e interesante", que empieza en 1921, llegó cuando Silva imaginó a Juan Faura. "Es un protagonista contradictorio, complejo", dijo el escritor. "El suyo no es un camino sacado de la nada, sino una biografía posible, porque hay muchos elementos históricos."

La novela, que Silva escribió de un tirón en 2003, termina en 1936, en la matanza de Badajoz. "La Guerra Civil se puede contar de diversas maneras y ésta es una: elegir un episodio que sea una alegoría." Silva reconoce, sin embargo, que se trata "de un territorio peligroso: se puede caer en hacer historiografía mala o partidista". Abogado hasta hace pocos meses, cuando decidió dedicarse por completo a la literatura, Lorenzo Silva cree que en este libro se unen muchos elementos de su "imaginario literario". "Yo acentúo lo histórico, pero en el centro de la novela hay una historia de amor, de la paradoja del amor como destrucción. Un tema que me interesa desde hace años".

La finalista, Elena Rico, definió La edad secreta como "una novela de mujeres pero no femenina ni intimista", que habla "del hombre como objeto de deseo". Ana María Matute, siempre ocurrente, opinó sobre la definición: "Es posible, sobre todo si lo dice la autora. Todos los hombres y mujeres somos objetos de deseo." Y mirando al resto del jurado lo puso a votación:"¿Qué os parece a vosotros?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de marzo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50