Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE hace público en la Red el registro de empresas contaminantes

La base de datos muestra las emisiones de 10.000 industrias europeas, un 14% españolas

Los ciudadanos europeos disponen desde ayer de una base de datos, accesible por Internet, en la que informarse de los vertidos contaminantes al agua y a la atmósfera de 10.000 instalaciones industriales de la Unión Europea y Noruega, de las que 1.400 son españolas. Entre los 50 contaminantes analizados figuran los que causan el efecto invernadero y la lluvia ácida.

La información es suministrada en Internet por el Registro Europeo de Emisiones Contaminantes (EPER, en sus siglas inglesas). Gracias a esta base de datos se puede saber en pocos segundos, por ejemplo, que la central térmica de Endesa en As Pontes (A Coruña) es la que más cantidad de dióxido de carbono emite a la atmósfera en España (10.400 millones de kilos al año); o que España es el cuarto país de Europa en vertidos directos al agua de compuestos orgánicos halogenados, que suelen ser usados por las compañías papeleras para blanquear el papel.

El objetivo del registro es suministrar información transparente a ciudadanos, administraciones locales y empresas, para que tengan más elementos de decisión a la hora de aplicar medidas para evitar o reducir la contaminación. "La gente tiene derecho a saber cuán contaminado está su entorno", afirmó la comisaria europea de Medio Ambiente, Margot Wallström.

La creación del inventario de emisiones es fruto de una resolución de la Declaración de Río de 1992. Las subsiguientes directivas de la Comisión Europea para dar forma al compromiso concluyen con el registro de emisiones contaminantes, en el que cada tres años los Estados signatarios darán cuenta de las emisiones que superen determinados umbrales preestablecidos. Los datos son aportados por las propias empresas, y verificados por los Gobiernos regionales.

El registro recoge datos sobre medio centenar de contaminantes vertidos en la UE y Noruega por diez millares de fábricas y otras instalaciones de empresas; un espectro que va de plantas químicas y mineras a granjas industriales avícolas o de porcino. Hay que tener en cuenta que el hecho de que una empresa figure en la lista no significa que esté llevando a cabo actividades ilegales, dado que los umbrales a partir de los cuales las empresas tienen que comunicar sus emisiones no son valores límites.

La página española del EPER (www.eper-es.com), no disponía ayer de los datos relativos a España en 2001, porque el sitio de Internet sigue "en construcción". Los indicadores de España, y del resto de Europa, se pueden encontrar en la página europea del EPER (eper.eea.eu.int/eper). Para saber lo que contamina la fábrica de una empresa próxima a su casa hay hacer clic en Facility level. Entonces aparece un formulario en el que se debe rellenar la casilla Facility name con el nombre de la empresa, y pulsar search (buscar). Aparece entonces una ficha en la que figuran datos como el tipo de emisiones que realiza la factoría, el número de empleados que trabajan en ella, e incluso fotos vía satélite de las instalaciones.

Portavoces de organizaciones ecologistas como Greenpeace o Ecologistas en Acción, valoraron ayer el EPER. "Es un paso positivo, pero es difícil que los ciudadanos se animen a usarlo", dijo Juan García, de Ecologistas en Acción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004