Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rato advierte a las empresas de que tendrán tiempo y ayudas para cumplir Kioto

El Gobierno y UGT aconsejan a las compañías que hagan del cumplimiento del Protocolo de cara a 2010 una "oportunidad"

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha asegurado hoy que las cuotas de asignación de derechos de emisiones contaminantes, derivadas del Protocolo de Kioto, "en ningún caso deberían disminuir la competitividad de las empresas europeas, puesto que va a haber plazos muy largos" y se esperan "ayudas por parte de la Comisión Europea para cumplirlos".

La normativa europea establece que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la UE debe reducirse para 2012 un 8% respecto de 1990.

Rato efectuó estas declaraciones en Zaragoza, tras ser preguntado por la amenaza de Arcelor de deslocalizar sus fábricas europeas si no se modifica dicha asignación.

Respuesta a Arcelor

"Nuestras reglas internas tendrán que adecuarse y acomodarse a los costes y también a la competencia internacional", precisó, no sólo en el caso de Arcelor, "sino en el de otras empresas que son intensivas en utilización de energía y están trabajando con nosotros".

"Nuestras reglas internas tendrán que adecuarse y acomodarse a los costes y también a la competencia internacional", precisó Rato, no sólo en el caso de Arcelor, "sino en el de otras empresas que son intensivas en utilización de energía y están trabajando con nosotros". También el secretario de Estado de Energía, José Folgado, tras adelantar que la tarifa eléctrica industrial se mantendrá hasta 2010, respondió a Arcelor que el desarrollo sostenible es compatible con el asentamiento de las industrias.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, qitó hierro a los efectos que las restricciones de Kioto puedan tener sobre la industria española, sugiriendo a las empresas que no hagan de este tema un problema, sino una "oportunidad".

Méndez confía en que la limitación de emisiones contaminantes será compatible con el empleo, y ha animado a aprovechar los próximos años para cumplir los objetivos. En España, recordó, se apostó por el transporte por carretera, frente al ferrocarril, lo que ha derivado en un aumento del 18,5% de las emisiones contaminantes".