Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad prohíbe la venta de 197 plantas medicinales por su toxicidad

Trece años (desde la ley del Medicamento de diciembre de 1990) ha tardado el Ministerio de Sanidad en elaborar el listado de plantas medicinales cuya venta está prohibida por sus efectos tóxicos. La relación incluye 179 vegetales, y se refiere a su "fraccionamiento, extracción, destilación y purificación", pero excluye los preparados (especialidades farmacéuticas, fórmulas magistrales, preparados oficinales, homeopatía y la investigación).

La medida pretende ordenar el sector ante el "auge del comercio y uso de plantas con fines medicinales". Hasta la fecha sólo existe una relación de 1973 que incluye 109 vegetales que sí se pueden vender. El Ministerio ha prometido en varias ocasiones regular el sector (por ejemplo, lo anunció el anterior subdirector general de la Agencia Española del Medicamento, Ramón Palop, en abril de 2002), pero no ha elaborado la legislación ante el anuncio de que la Unión Europea prepara una directiva.

Entre los vegetales prohibidos por su toxicidad hay setas (la matamoscas o la amanita faloide), flores (alhelí amarillo), precursores de drogas (cáñamo o coca), o venenos como la cicuta, el ricino o el beleño. También figuran la adelfa, el acebo y el muérdago. La orden entrará en vigor dentro de tres meses.

Regulación correcta

El presidente de la Asociación Española de Fitoterapia y Nutrición, Manuel Cordero, destacó que la lista es "por lo menos una pauta", y opinó que "en general es correcta". Cordero pidió a las las autoridades que "tengan un régimen de tolerancia para las plantas que quedan en el limbo legal, porque no están en esta lista [que las prohíbe] ni en la de 1973 [que las autoriza] en tanto no se publique la regulación de la UE".

Entre las hierbas prohibidas total o parcialmente (la lista diferencia entre raíces, flores, semillas, frutos o planta entera) hay una decena que se venden actualmente, admitieron fuentes del sector. Entre ellas están el tanaceto (Tanacetum vulgare), un analgésico que puede resultar neurotóxico y abortivo; el tusílago (Tussilago farfara), que se usa para frenar la tos aunque puede dañar el hígado y dos productos estrella de la fitoterapia, el tranquilizante kava-kava (sobre el que pesan varias órdenes de retirada por parte de la Agencia del Medicamento) y la cáscara sagrada (Rhamnus purshianus), un laxante contraindicado para casos de apendicitis y dolores abdominales.

Además, la lista incluye algunos nombres que pueden llevar a confusión: el regaliz americano (Abrus precatorius), que no tiene nada que ver con el regaliz dulce (Glycyrrhiza glabra); el romero silvestre (un alucinógeno diferente del romero que se usa como condimento), o la lechuga y el pepino salvajes.

La orden SCO/190/2004 con la lista puede consultarse en el BOE de ayer, o en www.boe.es/g/es/boe/dias/2004-02-06/seccion1.php#00004.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2004