Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un humilde ingeniero

Ciertamente, el señor Vargas Llosa escribe bien, pero es imposible que se crea lo que tan bien escribe. Unir el concepto de familia humilde a los Añaños, que hipotecaron su casa, lo que presupone que la tenían, y que tuvieron cinco hijos, uno de los cuales es ingeniero agrónomo, es hacer trampa de la realidad indígena. Y pensaría que tiene razón en censurar a los "Evo Morales" si no fuese porque este verano me he dado una vuelta por Bolivia y he tenido la misma sensación que en Suráfrica, sólo que sustituyendo a los negros por indios. A los blancos me los encuentro en aeropuertos, hoteles y restaurantes frecuentados por turistas como yo, y a los indios en ferias, mercados o en los mismos aeropuertos, hoteles y restaurantes, pero siempre al otro lado del mostrador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de noviembre de 2003