Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sartori condensa sus ideas fundamentales sobre la democracia

"Elegir es seleccionar al mejor", dice el profesor

"Son muchos los títulos que tratan de la democracia, y, como en Italia no somos amigos de dar bibliografías extensas a los alumnos, decidí escribir un libro que sintetizara lo esencial sobre esta cuestión", dijo ayer Giovanni Sartori (Florencia, 1924) en Madrid durante la presentación de ¿Qué es la democracia? (Taurus). "En nuestro tiempo se ha olvidado que a la hora de elegir el desafío es seleccionar al mejor", comentó, "y eso provoca cierto desencanto".

Sartori sabe combinar su profunda sabiduría con un gran sentido del humor, y se desenvuelve con las ideas con la desenvoltura de quien las conoce bien y sabe sacarle jugo a todas sus aristas. Con ese talante ha vuelto a escribir sobre una cuestión que ya había abordado en su Teoría de la democracia (Alianza), sólo que esta vez lo ha hecho con la voluntad de conectar con un público más amplio. "Es difícil organizar el inmenso material que existe sobre este tema y se necesita mucha paciencia. Soy un superviviente de otro tiempo, uno de los últimos dinosaurios que aún creen que lo importante es intentar conseguir que se entienda un problema, y no sólo aportar nuevos comentarios y análisis".

"La palabra significa, literalmente, poder (kratos) del pueblo (demos)", escribe Sartori sobre la democracia en la primera página del libro y, a partir de ahí, se despliegan distintos análisis que van penetranto en la complejidad del término. Dividido en dos partes, ¿Qué es la democracia? se ocupa primero de cuestiones teóricas y luego desciende a la práctica. Todo es cuestión de matices. Cada término es analizado con detenimiento, y al final lo que pretendía ser una aproximación a una forma de Estado y de gobierno termina por ser una reflexión sobre la manera de entender y vivir la política en estos tiempos de cambios vertiginosos, globalización y de reinado de la televisión y las imágenes.

"La paradoja de la democracia es que es el poder del pueblo que se ejerce sobre el pueblo", comentó Sartori al recorrer el desarrollo de su libro, que analiza cuestiones como, entre otras muchas, el realismo y los valores, la utopía, la opinión pública, las élites y las minorías, la crisis del comunismo, la izquierda y la derecha.

Sartori habló también del presente. "La elección de Schwarzenegger ha sido legítima democráticamente. El problema es que se ha olvidado que originalmente elegir significaba seleccionar al mejor. Hoy la imagen de un candidato puede tener más peso que su verdadera capacidad, y eso debería hacernos reflexionar". ¿Y Bolivia, ese país donde el clamor popular ha derribado a un presidente? "Las democracias han sido muy frágiles en América Latina, donde son muy frecuentes los golpes militares. Hay además muchos caudillos demagógico-populistas. Lula, en ese sentido, es una gran esperanza que puede abrir nuevos caminos. Tiene un componente populista, pero es muy hábil políticamente. Lo que haga puede ser decisivo para la solidez política de esos países".

Sartori hace desfilar por su libro a todos los grandes clásicos de la ciencia política, los hace hablar y discute sus propuestas. Así van apareciendo Maquiavelo, Locke, Montesquieu, Rousseau, Marx... "Si queremos una sociedad del bienestar, es inevitable que el poder económico sea muy fuerte. El problema empieza cuando éste se infiltra en el mundo político y surge la corrupción", dijo ayer durante la rueda de prensa en Madrid, en la que saltó de un tema a otro.

La cuestión fundamental que propone Sartori, en definitiva, es pensar la democracia dentro de los problemas actuales y al margen de viejos mitos. No está de más, en ese sentido, recuperar uno de sus comentarios sobre la democracia ateniense: "El autogobierno, aquel que practicaban los griegos, requiere una devoción total del ciudadano al servicio público: gobernarse a sí mismo quiere decir pasar la vida gobernando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2003