_
_
_
_

El presidente de Bolivia huye de La Paz

Un helicóptero del Ejército saca de la capital a Sánchez de Lozada desde un centro militar

El pleno del Congreso de Bolivia, cerrado durante más de dos semanas, escuchó ayer en silencio la carta de dimisión del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), a los 14 meses de jurar el cargo. El clamor popular, el abandono de sus aliados y la pérdida, a última hora, del apoyo de Estados Unidos fueron insostenibles para el mandatario boliviano. Durante varias horas el país entero esperó en un ambiente de gran confusión la anhelada noticia. Según la Constitución, el sucesor debería ser el vicepresidente, Carlos Mesa, aunque al caer la noche el Congreso no había empezado a discutir la cuestión. Sánchez de Lozada, alias Goni, se convierte en el segundo gobernante de su país que abandona la presidencia antes de terminar el mandato, después del ex dictador Hugo Bánzer (1997-2001), que dimitió un año antes por enfermedad.

Kirchner y Lula enviaron mediadores a La Paz para intentar salvar la crisis
A la hora de buscar una alternativa muchas miradas apuntan al vicepresidente Mesa
Más información
Más de 140 muertos en 14 meses de gobierno
Un político y empresario debilitado por una revuelta popular
Miles de bolivianos celebran en las calles la renuncia de Sánchez de Lozada
El nuevo presidente de Bolivia anuncia un referéndum sobre la venta del gas

Rápidamente trascendió que la respuesta que Goni daría en el Parlamento no sería otra que la dimisión, aunque pocos esperaban a aquellas horas, que la renuncia llegaría pos escrito cuando el gobernante ya había puesto tierra por medio. Hasta el último momento Sánchez de Lozada contó con el firme apoyo de Washington y de la UE. La ruptura de la coalición de gobierno cambió las cosas. La última iniciativa internacional llegó tarde. El brasileño Marco Aurelio García y el argentino Eduardo Escuria, enviados especiales de los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Néstor Kirchner llegaron a La Paz cuando el presidente ya había tomado la decisión. Era la primera iniciativa internacional sobre la crisis tras el desafortunado pronunciamiento de la Organización de Estados Americanos y de su secretario general, César Gaviria.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
El dimisionario presidente de Bolivia Gonzalo Sánchez de Lozada, en una foto de archivo.
El dimisionario presidente de Bolivia Gonzalo Sánchez de Lozada, en una foto de archivo.EFE
Decenas de peruanos intentan embarcar en un avión para salir de Bolivia con destino a Arequipa.
Decenas de peruanos intentan embarcar en un avión para salir de Bolivia con destino a Arequipa.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_