Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas declara ilegal un acuerdo pesquero entre el País Vasco y Mauritania

La Comisión Europea no comprende la posición del Gobierno vasco respecto a los acuerdos de pesca con Mauritania. "Sabe que no tiene competencias para firmar ningún acuerdo pesquero. Es ilegal según la ley española, pero también según la normativa europea, porque sólo la Unión Europea puede firmar acuerdos pesqueros con terceros países, lo que no puede hacer ni un país miembro por sí mismo ni una comunidad autónoma", informó ayer la Comisión Europea, que añadió que su deber es también recordarle a Mauritania que ese tipo de acuerdos bilaterales son ilegales y nulos de pleno derecho.

Bruselas considera, además, que la reacción del Gobierno vasco es tardía. Hace más de tres años que la UE inició las negociaciones con Mauritania para renovar el acuerdo pesquero vigente desde 1996 y más de dos que se consiguió firmar, por fin, un protocolo que entró en vigor el 1 de agosto de 2001 y que está en vigor hasta el 31 de julio de 2006. Aquel protocolo fue "generoso" para España, que obtuvo ventajas sobre el anterior acuerdo para poder enviar más barcos a faenar en aguas mauritanas.

Otra fuente oficial aseguró ayer no encontrar ninguna razón técnica para que el Gobierno Vasco quiera tocar este asunto. Según la misma fuente, el acuerdo firmado por la UE con Mauritania hace dos años permitió ampliar el número de atuneros (los más afectados en el País Vasco) en aquel caladero, lo que unido al sistema flexible que se aplica a esta flota, que paga por tonelada recogida, hace posible que hoy por hoy en España ni un sólo barco atunero que haya pedido pescar en aguas mauritana haya visto rechazada su demanda.

El consejero de Agricultura y Pesca, Gonzalo Sáenz de Samaniego, acusó ayer al ministerio que dirige Miguel Arias Cañete de "poner la zancadilla" al Ejecutivo vasco y contribuir a que se produjera la anulación, por parte de la UE, del acuerdo pesquero con Mauritania. Otras comunidades autónomas han propiciado acuerdos, Galicia y Andalucía, pero los han firmado las empresas. El presidente de las Cofradías de Guipúzcoa, Esteban Olaizola, dijo que era incomprensible el acuerdo. "No hay derecho" a que se adopte esta decisión con las "dificultades" que atraviesa la flota vasca señaló Olaizola e hizo un llamamiento al Gobierno central para que evite la "eliminación" del sector pesquero de esta comunidad autónoma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2003