David Trueba lamenta la escasez de oportunidades para directores jóvenes y critica la calidad de la televisión

David Trueba escribe novelas, guiones, realiza películas e incluso ha codirigido uno de los programas más surrealistas de la televisión, como El peor programa de la semana, que fue retirado por TVE. Es polifacético para sobrevivir. "Si tuviese suficiente talento para dedicarme a una sola cosa, dejaría las otras", explicó ayer en Santander.

El director considera que el cine español está como siempre. Lamenta que la crisis que atraviesa haya afectado de forma especial a los más jóvenes. "En los últimos tres años no ha salido nadie nuevo, lo contrario que pasaba hace unos 15 años".

Trueba, nacido en Madrid en 1969, se queja del poco interés de los que gestionan la cultura. "Están más preocupados por tener un edificio donde guardar las obras que en las obras que ponen dentro", explicó. La crisis económica produce el efecto embudo, considera. Por él pasan directores como Almodóvar, pero para el resto no hay oportunidades.

Esta semana, este joven polifacético da un taller de cine, bajo el nombre, Escribir un guión en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en la que explica a sus alumnos conceptos básicos como el desarrollo, la escaleta, la secuencia, el diálogo o la construcción de personajes. "De lo que se trata es de ayudarlos a que no encuentren dificultades en un momento concreto y no puedan salir de ahí", explicó.

Trueba no cree que en la elección del tema esté el éxito o el fracaso, sino en contar bien la historia. Además, considera fundamental para rodar una buena película hacerlo sin complejos ni ataduras. Está contento con la idea de que Los lunes al sol haya podido dar un empujón al cine más comprometido, aunque recordó que en los últimos años ya se han visto películas de temática social como El Bola.

David Trueba, que a mediados de los noventa codirigió El peor programa de la semana y que fue censurado, cree que ese despido fue muy útil para los directivos de televisión. "Ahora ya no censuran programas, sino que se dejan de emitir por problemas económicos", comentó con sorna. "Utilizan eufemismos para liquidar programas que incomodan", precisó. "Es una pena que supriman programas estupendos y los sustituyan por auténticos abortos", lamentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de julio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50