Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente cierra el desagüe de una cárnica al detectar nitratos

La Agencia Catalana del Agua (ACA) clausuró la semana pasada el vertido a la red pública de depuración de la empresa cárnica Frigoríficos Costa Brava SA, de Riudellots de la Selva, al detectar que los índices de nitratos de sus residuos estaban por encima de los que establece la ley. Fuentes del ACA aseguraron ayer que la medida, que consiste en interceptar el tubo que parte de la fábrica, puede ser interpretada como "drástica", pero que se ha tomado para evitar la repetición de anteriores episodios de contaminación del río Onyar.

La empresa ha pactado con Medio Ambiente diversas medidas para reducir sus índices de nitratos. Un primer grupo de éstas se engloba en el tratamiento en origen -como por ejemplo intentar que el ganado sea sacrificado en ayunas- y otro supone la introducción de algunos tratamientos de depuración en la propia empresa. La ACA considera que la empresa podría obtener de nuevo la conexión con la red a mediados de agosto. Para continuar con sus actividades, la compañía se ve obligada a utilizar grandes cubas que posteriormente deben ser llevadas a un centro de tratamiento. Este periódico no pudo encontrar ayer en la empresa a ningún responsable para dar su versión de la clausura.

Carles Ribas, de la ACA, explicó ayer que los altos niveles de nitratos pueden causar disfunciones en el proceso biológico de tratamiento del agua, de ahí que se haga necesario interrumpir inmediatamente los vertidos antes de que se desbarate la acción limpiadora y la depuradora quede afectada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003