Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas | AYUDA AL DESARROLLO

Las universidades se vuelcan en concienciar a favor de la cooperación al desarrollo

Un informe recoge que aportaron el 24% de los fondos de las campañas de sensibilización

Las universidades andaluzas aportan el 24% de los fondos de las campañas de sensibilización social sobre la necesidad de la ayuda al desarrollo. Un informe destaca que las instituciones académicas se sitúan en segundo lugar en la gestión de este tipo de proyectos de concienciación social en la comunidad.

Las universidades andaluzas son uno de los puntales básicos de la sensibilización social sobre la necesidad de la ayuda al desarrollo, después de otras instituciones como municipios, diputaciones o administración autonómica. En el inventario de la cooperación internacional elaborado por el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (FAMSI), relativo a los años 1999, 2000 y 2001, las universidades destacan como el segundo organismo en la gestión de este tipo de proyectos de concienciación social.

Los 85.343 euros dedicados por las instituciones académicas a sensibilizar sobre la necesidad de la ayuda al desarrollo representaron el 23,9% del total por delante de otras entidades y sólo superada por los 90.537 euros aportados por instituciones públicas (25,3%). El papel de las universidades, según el informe, es sobre todo formativo "poniendo en marcha diversas actividades orientadas a formar en materia de ayuda al desarrollo y cooperación internacional a través de jornadas, cursos y máster".

MÁS INFORMACIÓN

La importancia de estas campañas, para las universidades, contrasta con la escasa cuantía dirigida a sensibilizar sobre las relaciones norte-sur, a la que se dirigieron 4.289 euros en el periodo inventariado, apenas el 1% del total aportado en Andalucía por organismos públicos y organizaciones sociales.

Agentes de "calidad"

El informe del FAMSI señala que la "calidad" de las actividades de cooperación impulsadas por las universidades andaluzas ha favorecido su reconocimiento como "agentes" de la cooperación. De hecho, la Dirección General de Asuntos Europeos y Cooperación Exterior de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha una convocatoria específica para universidades que, hasta el momento, han financiado sus actividades con recursos propios o subvenciones de instituciones municipales.

En el texto se destaca el caso de la Universidad de Granada, que presentó una convocatoria de subvenciones propia en 2001 de 210.354 euros para ONG y otra de 244.576 para el año siguiente. El FAMSI, en su evaluación, cita la formación del capital humano como "el principal potencial" de las universidades a través de la firma de convenios entre instituciones académicas andaluzas y latinoamericanas para programas máster, formación de formadores y docencia académica.

Las otras dos líneas destacadas son la transferencia de tecnología y el intercambio de estudiantes y profesores a través de diversos programas, entre los que destacan las becas MUTIS e INTERCAMPUS. Las universidades andaluzas acogieron a casi el 18% de los estudiantes enviados dentro del Plan de Cooperación Interuniversitaria, según datos recogidos en el informe de evaluación de 2000. De centros andaluces partieron 1.129 alumnos, alrededor del 17% del total de estudiantes españoles que salieron a centros latinoamericanos.

La contribución de las universidades andaluzas a la cooperación al desarrollo no reside sólo en planes concretos. En las cátedras existentes en algunas universidades (Córdoba, Málaga y Granada, entre otras) se han impulsado tesis "importantes para desarrollar la cooperación desde un punto de vista andaluz", según el estudio de evaluación del FAMSI. El informe cita también el papel de la Universidad Internacional de Andalucía por el desarrollo de programas de formación dirigidos a intercambiar tecnologías y conocimientos entre países de América Latina y España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2003