Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sida se originó en el chimpancé por la mezcla de virus de otros dos monos

Se sabe desde hace tres años que el virus del sida (virus de la inmunodeficiencia humana uno, o VIH-1) saltó del chimpancé al ser humano alrededor de 1930, en el oeste de África ecuatorial. Pero un equipo dirigido por Paul Sharp, de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), ha descubierto ahora cómo se originó el virus en el chimpancé: mediante la mezcla de dos virus procedentes de dos especies distintas de monos: el mangabey de boina roja (Cercocebus torquatus torquatus) y el cercopiteco de nariz blanca (Cercopithecus nictitans). El chimpancé tiene por costumbre comerse a ambos.

El mes pasado se publicó que el otro virus del sida, el VIH-2, que infecta a un millón de personas en África, saltó a los humanos en 1940 desde un tipo distinto de mangabey, el mangabey fuliginoso (Cercocebus torquatus atys).

Los virus de este tipo están extendidos en docenas de especies de monos, donde reciben el nombre de SIV (virus de la inmunodeficiencia de simio). ¿Cómo se originaron todos estos virus? Sharp, que presenta hoy sus resultados en Science, explicó ayer a este diario: "Los monos se extienden por África y Asia, pero sólo los africanos tienen SIV. Esto quiere decir que el ancestro evolutivo de todos ellos no tenía SIV. Lo más probable es que una especie de monos africanos recibiera el virus de algún otro mamífero, y que luego unas especies de monos fueran infectando a otras progresivamente". Sharp considera importante examinar si los chimpancés han adquirido otros SIV de otras especies de monos. "Podrían ser candidatos a un nuevo salto al ser humano: un HIV-3".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de junio de 2003