Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Euskadi de Literatura reconocen por vez primera el trabajo de un autor vascofrancés

Itxaro Borda recibe el galardón de Euskera por su novela '%100 Basque'

Itxaro Borda (Baiona, 1959) fue galardonada ayer con el Premio Euskadi de Literatura en Euskera por %100 Basque (Susa), una novela sobre la soledad y el País Vasco francés, construida sobre una crítica feroz a la sociedad consumista. 'No he caminado por la literatura en busca de premios, pero estoy contenta', dijo la primera escritora vascofrancesa que consigue el principal galardón literario del Gobierno autónomo. Miren Agur Meabe (Lekeitio, 1962) se hizo con el galardón en el apartado de literatura infantil y juvenil por Itsaslabarreko etxea.

Más de 60 trabajos competían por el galardón de literatura en euskera en esta convocatoria, pero la novela de Borda conquistó desde el principio al jurado, presidido por Mikel Garmendia. 'Este libro merece el premio porque se trata de una novela difícilmente clasificable', sostuvo Garmendia durante la lectura del fallo. 'Cualquier etiqueta se le queda corta. Se trata de un cajón profundo en el que caben muchos elementos: autobiográficos, psicológicos, realistas y fantásticos', agregó. ' La prosa que nos proporciona Itxaro Borda es sugerente y de nivel'.

La escritora, muy sensibilizada con el euskera y la realidad vasca, ha seguido una trayectoria que ha hecho sonar su nombre en los círculos literarios. Pero nunca hasta ahora había visto avalado su trabajo con un galardón. 'Éste es el primer premio que gano', confesó ayer. 'No me va a cambiar la vida, pero es un impulso para seguir adelante'.

Borda, autora de poesías, novelas y ensayos, publicó su primer trabajo, Bizitza nola badoan (Maiatz) en 1984. Desde entonces, ha dejado muestra de su creatividad literaria en un total de 15 publicaciones, fundamentalmente en las editoriales Maiatz y Susa, para las que ayer tuvo unas palabras de agradecimiento. Es licenciada en Historia y compagina su trabajo en el servicio postal de Bayona con artículos sobre cuestiones sociales y políticas en periódicos y revistas.

Ahora, además del reconocimiento a su trayectoria la escritora se embolsa 18.030 euros por este premio - 12.020 en mano; 3.005 para la elaboración de un catálogo de presentación de su obra y otros 3.005 tras suscribir un contrato para traducir la novela galardonada a otro idioma, en este caso, el francés-. El jurado ha considerado que su novela destacaba sobre otras de autores como Juan Ramón Madariaga, Joseba Sarrionaindia e Ixiar Rozas, que han sido finalistas del Euskadi en lengua vasca.

Literatura infantil

Borda no es la única mujer en el palmarés de los Premios Euskadi, que serán entregados por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, en un acto que se celebrará el proximo 19 de noviembre en Vitoria. Miren Agur Meabe se hizo con el galardón -13.221 euros- en el apartado de Literatura Infantil y Juvenil por Itsasbarreko etxea (Aizkorri), una obra para la que su autora ofreció dos posibles definiciones: 'Si se mira con cariño, se dirá que es de misterio y amor. Si se analiza desde un punto de vista más malvado, que es un melodrama macabro, pero eso depende del lector'.

El jurado, presidido en este caso por Carlos Linazasoro, llegó a una conclusión más ortodoxa para justificar el galardón: 'Sobre la base de una novela de género para jóvenes, la autora nos aporta una prosa fecunda, elaborada y poética. Al mismo tiempo, respeta las leyes de la novela gótica, como es el ambiente misterioso, el terror y un final imprevisible'.

Meabe, autora de Uneka... Gaba y del libro de poesía Azalaren kodea, desarrolla su trama de misterio en un ambiente juvenil: el de los primeros amores, el de las relaciones de cuadrilla, el del juego sobre la vida y la muerte. Ha construido así una historia que no tenía en mente desde el principio. Ayer reconoció que tomó algunos apuntes de su diario como punto de partida de Itsasbarreko etxea. Y que sólo tras leer una novela gótica de un escritor catalán cambió el rumbo de su obra hacia el terror. 'En euskera sí hay libros de misterio', respondió cuando le preguntaron sobre la novedad de su trabajo, 'pero no tienen un final tan gore como el mío. Y en cierto modo, esto me daba miedo'.

El jurado hizo una mención especial en este apartado a Josu Penades por su trabajo Iluntzero elkarrekin (Ibaizabal).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de octubre de 2002