Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homs anuncia una mayor persecución del fraude fiscal también en Cataluña

El Gobierno catalán está decidido a incrementar la lucha contra el fraude fiscal en los impuestos que gestiona. Así lo explicó ayer el consejero de Economía y Hacienda, Francesc Homs, un día después de que la Hacienda estatal anunciara que ha puesto bajo su lupa a 60.000 contribuyentes de zonas costeras de toda España.

Homs explicó que, coincidiendo con la presentación de los presupuestos de la Generalitat para 2003 en noviembre, también presentará un proyecto de reforma tributaria para luchar contra el fraude fiscal en los impuestos dependientes de la Generalitat. Estos impuestos son el 33% del IRPF, una participación en los impuestos sobre el tabaco, la gasolina y el alcohol, Sucesiones, Transmisiones Patrimoniales, Actos jurídicos Documentados, Patrimonio y Sucesiones.

La Generalitat tiene 30 inspectores fiscales, según dijeron ayer fuentes del Departamento de Economía, y el propósito de este departamento es incrementarlos para reforzar la lucha conta el fraude fiscal. 'Nuestro objetivo es ensanchar las bases para dificultar el fraude y poder bajar la presión fiscal a las clases medias, a aquellos trabajadores y profesionales que pagan siempre sus impuestos'.

Por otra parte, Homs presentó un informe sobre la empresa catalana según el cual, durante el año 2001 se crearon en Cataluña 21.020 nuevas empresas, una tercera parte de las creadas en toda España.

El 1 de enero de 2002 había en Cataluña 515.173 empresas con actividad económica, un 4,3% más que en la misma fecha del año anterior, según los datos dados a conocer por el consejero de Economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002