Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Binalshibh ya está en manos de EE UU

Pakistán entregó ayer a Estados Unidos al yemení Ramzi Binalshibh, supuesto organizador de los atentados del 11-S y a otros cuatro presuntos activistas de la red Al Qaeda detenidos en su territorio el miércoles pasado.

Binalshibh, buscado también por Alemania, es seguramente el miembro más importante de Al Qaeda detenido en el último año. Anoche se desconocía adónde fueron trasladados por agentes estadounidenses. Las autoridades paquistaníes se limitaron a declarar: 'Cinco presuntos miembros de Al Qaeda abandonaron Pakistán en avión esta mañana rumbo a un destino desconocido. Ramzi Binalshibh es uno de ellos'. Los portavoces precisaron además que otros cinco sospechosos, detenidos también la semana pasada, están siendo interrogados en Pakistán y pronto abandonarán el país. Ramzi Binalshibh compartió piso en Hamburgo con Mohammed Atta, uno de los pilotos que el 11 de septiembre estrellaron dos aviones contra las Torres Gemelas.

La captura de Binalshibh por parte de Washington creará probablemente una batalla legal entre Alemania y Estados Unidos en torno a la pena de muerte. Washington probablemente buscará la pena capital, lo que provocará que Berlín se resista a entregar las pruebas que tiene contra Binalshibh.

El ministro de Interior alemán, Otto Schily, y otros ministros europeos se reunieron el sábado en Copenhague con el ministro de Justicia estadounidense, John Ashcroft. Allí concluyeron que 'la ayuda legal a Estados Unidos no puede tener lugar cuando esto pueda causar la pena de muerte'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002