Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACOSO A SADAM HUSEIN

Estados Unidos acusa a Irak de comprar material para fabricar armas nucleares

Bush intenta justificar un ataque contra Sadam Husein en base a datos erroneos

George W. Bush ofreció datos erróneos el sábado por la tarde cuando los periodistas le preguntaron por las pruebas disponibles contra Irak. El presidente de EE UU citó como reciente un informe sobre la capacidad nuclear de Irak que fue redactado hace años; también mencionó fotos por satélite cuya validez ha sido descartada por la agencia de la ONU que las ha analizado. La Casa Blanca reconoció los deslices de Bush, pero los defiende como 'conclusiones personales'. Al tiempo, Washington acusa, según varios medios, de comprar materiales que podrían servir para fabricar armas nucleares.

En el encuentro con la prensa anterior a su cena con el primer ministro británico, Tony Blair, en Camp David, George W. Bush insistió en que Sadam Husein 'es una amenaza real. Para darse cuenta de esto, sólo tenemos que leer el informe de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) de esta mañana, que demuestra lo que está pasando en las antiguas factorías de armamento nuclear'.

Bush se refería a unas fotografías por satélite (diligentemente reproducidas en la prensa el día anterior) que supuestamente demostraban la construcción de nuevas edificaciones en factorías que podrían estar dedicadas al desarrollo de armamento.

Mark Gwozdecky, portavoz de esa Agencia dependiente de Naciones Unidas, aseguró en la cadena de televisión NBC que ni una sólo de esas fotos ha despertado la más mínima sospecha. No sólo eso: la fotografía no había sido tomada por uno de sus satélites, sino por uno comercial de una empresa privada. Gwozdecky explicó que de cuando en cuando se detectan movimientos en algunas fábricas, 'pero no se ha construido ni una sola nueva edificación'. Desde Bagdad, el Gobierno iraquí aseguró que Bush y Blair no hacen más que lanzar mentiras para justificar un ataque.

Bush y Blair hicieron también referencia el sábado por la noche a un informe de la OIEA que demostraba cómo Sadam Husein podía estar a seis meses de concluir la fabricación de una bomba nuclear: 'Qué más pruebas necesitamos', decía después el presidente de Estados Unidos

En realidad, el informe data de 1998 y no decía lo que Bush entiende: el documento explicaba que Irak estaba a seis meses de fabricar una bomba nuclear antes de la guerra del Golfo, en 1991. Los ataques aliados y las inspecciones posteriores permitieron destruir los materiales que podían emplearse en ese proceso de fabricación.El informe de 1998 concluía con esta afirmación: 'Basándonos en toda la información veraz disponible en la actualidad, la OIEA no ha encontrado indicación alguna de que Irak haya logrado su objetivo de producir armas nucleares, de que Irak haya retenido la capacidad física para producir material que pueda usarse en la fabricación de armas nucleares ni de que haya obtenido clandestinamente ese material'. La propia OIEA emitió ayer en Viena un comunicado en el que dice que 'quiere aclarar que no dispone de ninguna información del programa nuclear de Irak desde 1998, cuando los inspectores se marcharon del país', informa Julieta Rudich.

Fuentes de la Casa Blanca citadas por la NBC reconocieron el sábado por la noche que el informe de 1998 no decía lo que Bush entendía: 'Lo que ha ocurrido es que hemos sacado nuestras propias conclusiones basándonos en ese informe', dijo esa fuente.

Horas después, el Gobierno estadounidense filtró a varios medios de comunicación una serie de detalles que, según su interpretación, demuestran movimientos del régimen iraquí para impulsar su programa nuclear. Según The New York Times, en los últimos 14 meses Irak ha intentado comprar miles de tubos de aluminio cuya forma y diseño permite emplearlos en la construcción de instalaciones para el enriquecimiento de uranio, elemento indispensable en la fabricación de armas atómicas. Se han detectado e interceptado varios cargamentos, aunque no se desvela ni dónde ni cuándo 'para no poner en peligro los sistemas de inteligencia'.

Sin embargo, la agencia Associated Press asegura que materiales como los tubos de aluminio se usan también en las plantas de fabricación de medicamentos y en otros procesos industriales 'benignos'. Según el Times, la CIA mantiene que Irak tardaría entre cinco y siete años en fabricar un arma nuclear si tuviera que crear su propio uranio enriquecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de septiembre de 2002