Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak tiene tecnología para fabricar la bomba nuclear en meses, según expertos británicos

El IISS dice que Sadam Husein podría tener el arma atómica si recibe material del exterior

Irak tardaría años en fabricar armas nucleares si tuviera que producir todos los elementos necesarios, pero tiene tecnología para fabricarlas en pocos meses si recibiera esos materiales del exterior. Ésa es la conclusión alcanzada por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) sobre la situación en Irak. Una conclusión a la que ya habían llegado muchos otros antes pero que ayer pareció reforzar los tambores de guerra. El IISS ha sabido manejar el calendario a la perfección para airear sus conclusiones sobre las capacidades de Irak en materia de armamentos de destrucción masiva.

El informe, presentado en Londres por el director del instituto, John Chipman Prados, se basa en la información recogida hasta 1998 por los inspectores de Naciones Unidas y no contiene nueva información de inteligencia. Lo que ha hecho el IISS desde junio es aplicar su propia metodología y las deducciones de sus expertos para elevar un dictamen que quiere ser 'lo más preciso y desapasionado posible'. En síntesis concluye que Irak ha aprovechado la suspensión de las inspecciones de la ONU desde 1998 para reconstituir sus programas de desarrollo de armas de destrucción masiva. El IISS cree que Irak aún tiene sustancial material de guerra bacteriológica anterior a la guerra del Golfo en 1991, quizá miles de litros de ántrax, por ejemplo, y que ha podido aumentar sustancialmente esos depósitos desde 1998 porque su industria civil puede convertirse en fabricante de esos agentes tóxicos en apenas unas semanas.

Probablemente tiene algunos cientos de toneladas de gas mostaza y gas sarín de esa época y ha aumentado sus depósitos en cantidades difíciles de evaluar porque también puede transformar en poco tiempo sus fábricas civiles en fábricas de armas químicas.

Probablemente aún mantiene una docena de misiles al-Hussein capaces de recorrer 650 kilómetros y alcanzar países de su entorno como Israel, Arabia Saudí, Turquía, Irán o Kuwait. Un reducido número de misiles al-Samoud con un alcance de 200 kilómetros y puede tener aviones dirigidos por control remoto capaces de intentar lanzar armas de destrucción masiva a grandes distancias. Pero aún no es capaz de fabricar el arma nuclear y tardaría años en conseguirlo si tuviera que lograr por sí mismo la fisión de los materiales en cantidades suficientes para fabricar armamento nuclear. Sin embargo, en unos pocos meses podría fabricar ese armamento si consiguiera comprar el material necesario en el mercado negro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de septiembre de 2002