Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE SOBRE DESARROLLO SOSTENIBLE

Un acuerdo final sobre energía sin objetivos y plazos concretos desluce el Plan de Acción

La oposición de los productores de petróleo, apoyada por EE UU, impide el plan comunitario

Con un acuerdo en que no se especifican ni plazos ni objetivos concretos para la expansión de las energías renovables, se cerró anoche el último gran capítulo del Plan de Acción de Johanesburgo negociado durante toda la semana pasada. Tras tensas negociaciones, la Unión Europea se quedó sola en su propuesta de lograr que en 2010 el 15% de la producción energética mundial dependiera de estas fuentes y tuvo que tirar la toalla ante la oposición a cualquier compromiso específico en esta cuestión definida, desde el primer momento, como una de las más importantes de la cumbre.

"Por supuesto que estamos decepcionados", comentó poco después de concluir la negociación la comisaria europea de Medio Ambiente Margot Walström, quien explicó que los países en vías de desarrollo habían actuado solidariamente en el G77 que los agrupa, oponiéndose a cualquier acuerdo con compromisos voluntarios y que la UE no había podido lograr su objetivo. Dentro del G77, varios países, entre ellos muchos latinoamericanos, apoyaban la postura más ambiciosa europea, pero el fuerte núcleo de los países productores de petróleo han mantenido una oposición férrea a esta propuesta, apoyada o alimentada en la sombra por EE UU, que no quería desde el principio que en esta cumbre se produjesen acuerdos y fechas concretos.

El ministro danés de Medio Ambiente, Hans Christian Schmidt, comentó anoche: "Hay que aceptar las cosas como son, deseábamos haber alcanzado un compromiso fuerte en energía, pero no ha podido ser". Tras comentar lo larguísimas, duras y agotadoras que habían sido las negociaciones finales para culminar el Plan de Acción, destacó los puntos positivos como los alcanzados en agua, biodiversidad, productos químicos y otros. Schmidt rechazó que EE UU se hubiera salido con la suya en esta negociación, puesto que la UE había logrado que salieran adelante sus propuestas en otros temas.

La rabia fue patente entre las ONG defensoras de medio ambiente, cuando ayer se conoció el final de las negociaciones sobre energía: "Muchos jefes de Estado han hecho hoy promesas a los pobres sobre el desarrollo sostenible pero, en sus negociaciones, han acabado con las expectativas y esperanzas", declaró Rémi Parmentier, responsable político de Greenpeace. "Se esperaba que esta cumbre diera un impulso al desarrollo sostenible, todo el mundo decía que el capítulo de la energía era crítico y ahora no hay ni objetivos, ni calendarios, ni nada".

El Plan de Acción podría no quedar cerrado definitivamente si Canadá cumple sus amenazas de volver a la carga en el plenario para que se modifique un polémico párrafo incluido hace dos meses en el capítulo de las medidas sanitarias referente a la salud de las mujeres. Dicho párrafo exige que los servicios sanitarios destinados a la mujer sean conformes a las "leyes naturales y los valores religiosos". La propuesta canadiense, que ocupó varias horas de las negociaciones del domingo, pretende cambiar los términos que aluden a las peculiaridades culturales y religiosas por "derechos humanos", lo que apoyan numerosas ONG que consideran que, tal como está redactado, el párrafo en cuestión justifica prácticas contra la mujer favorecidas por tradiciones culturales como la ablación del clítoris. La oposición procede de los países conservadores, entre ellos EE UU y varios países desfavorecidos, que temen que la reapertura de este capítulo desemboque en la inclusión de medidas favorables a un mayor acceso al aborto y los métodos de planificación familiar.

Principales compromisos incluidos en el acuerdo

Los principales compromisos incluidos en el Plan de Acción, a falta de un acuerdo definitivo sobre el párrafo referente a la salud de la mujer, son:
-Energía. Un incremento sustancial de fuentes de energía renovables para aumentar su contribución al total de producción energética mundial reconociendo el papel de las metas nacionales y regionales voluntarias.
-Productos químicos. Marco de trabajo para minimizar no más tarde de 2020 el grave impacto de los productos químicos tóxicos en la salud o el medio ambiente.
-Biodiversidad. Acuerdo para lograr en 2010 una reducción significativa de la tasa actual de pérdida de diversidad biológica.
-Recursos naturales. Establecer estrategias para invertir la tendencia de la degradación de los recursos naturales con objetivos a escala nacional y regional.
-Agua y saneamiento. Reducir para 2015 a la mitad los 1.100 millones de personas en el mundo que carecen actualmente de acceso al agua potable y los 2.400 millones que no tienen infraestructuras sanitarias.
-Cambio climático. Los países que han ratificado el Protocolo de Kioto hacen un llamamiento a quienes todavía no lo han hecho para que den el paso.
-Producción y consumo. Marco de trabajo de 10 años para apoyar iniciativas y programas nacionales y regionales que permitan cambiar los hábitos de producción y consumo hacia la sustentabilidad, incluyendo la consideración del ciclo completo de los productos y la información al público sobre los mismos.
-Derechos laborales. Referencia al cumplimiento de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo.
-Comercio y globalización. Reafirmación de los acuerdos de Doha y Monterrey, pero el medio ambiente no queda supeditado a los acuerdos del la Organizació Mundial de Comercio.
-Pesca. Compromiso para recuperar en 2015 las reservas pesqueras mermadas y compromiso para crear una red de áreas marinas protegidas en 2012.
-Salud. Diferentes iniciativas para mejorar el acceso a los servicios sanitarios y reducir las mortandad por las enfermedades más devastadoras.
-Gobierno. Promover el desarrollo institucional, la democracia y las libertades. Se parte de la base de que el buen gobierno nacional e internacional es clave para avanzar en el desarrollo sostenido. Muchos países ricos han propuesto que se condicionen las ayudas económicas a la democratización y la lucha contra la corrupción.
-Fondo social. Creación de un fondo social para el desarrollo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 2002

Más información