Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El capitán Reyes Villa, claro favorito en las elecciones bolivianas

Los sondeos auguraban ayer un buen resultado a los representantes indígenas

La final del Mundial de fútbol, entre las siete y las nueve de la mañana, demoró ayer la apertura de la jornada electoral en Bolivia, en la que alrededor de cuatro millones de personas con derecho a voto estaban convocadas a las urnas para elegir presidente, vicepresidente y 157 parlamentarios. El capitán retirado Manfred Reyes Villa, de 47 años, se perfila como el vencedor de los comicios. El empleo ha sido el eje de su campaña.

Las elecciones, que se celebran por quinta vez desde la recuperación del sistema democrático en 1982, transcurrieron con normalidad, salvo pequeños incidentes en los colegios electorales o la detención de 37 brasileños por incumplir la ley seca electoral tras el triunfo de su selección.

Once candidatos optaban ayer a convertirse en presidente de Bolivia. De ellos, dos ya lo han sido; tres son ex alcaldes; dos son abogados -un ex ministro de Justicia y un ex juez-; dos, dirigentes sindicales campesinos; uno, economista y otro, ginecólogo. La brecha económica boliviana también se refleja en los aspirantes: los representantes indígenas, con limitados recursos, se han enfrentado a los de la clase alta que reconocen patrimonios de entre dos y 90 millones de dólares.

El favorito en las encuestas es el capitán retirado del Ejército Manfred Reyes Villa, de 47 años, fundador de Nueva Fuerza Republicana y ex aliado del Gobierno del fallecido presidente Hugo Bánzer, quien propone un desarrollo productivo para generar empleos. Para asegurarse las simpatías de sus camaradas ha ofrecido duplicar el presupuesto de las Fuerzas Armadas, pero aún no ha explicado cómo.

En segundo lugar, con poca diferencia, se encuentra Gonzalo Sánchez de Lozada, 71 años, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que ofrece, a partir de su experiencia presidencial (1993-1997), hacer eficaces las reformas estructurales del Estado y la privatización parcial de la empresa pública que impulsó en su Gobierno. También pretende acabar con el desempleo y la corrupción.

Crisis económica

Jaime Paz Zamora, de 63 años, del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) aspira volver a la presidencia para recuperar el gas para el Estado, actualmente en manos de las transnacionales, y luchar contra la pobreza para hacer frente a la peor crisis económica "que heredamos", según dijo, pese a que su partido ha gobernado en coalición con la actual Administración.

Pero la fuerza que más ha inquietado no sólo a los partidos tradicionales, sino a la Embajada de Estados Unidos es la indígena. Aunque dividida entre el cocalero quechua Evo Morales, candidato del Movimiento al Socialismo, y el aymara fundamentalista Felipe Quispe, del Movimiento Indígena Pachacuti, estos candidatos recogen las demandas de la población indígena -que representa el 70% del país- y pueden lograr un importante número de escaños. Su objetivo es acabar con la exclusión y la miseria a las que los indígenas han estado sometidos desde antes de la fundación de la república.

Las recientes declaraciones del embajador estadounidense, Manuel Rocha, contra "gente ligada al narcotráfico y al terrorismo", en directa alusión a Morales -que dirige los sindicatos de productores de hoja de coca- y a Quispe -encarcelado bajo la acusación de terrorismo como miembro del Ejército Guerrillero Tupaj Katari- pueden haber contribuido a un mayor número de votos antiimperialistas.

El ex alcalde de La Paz y candidato por el gobernante Acción Democrática Nacionalista no tiene perspectivas. Sus aliados creen que Ronald MacLean lleva todo el peso de la administración de cuatro años de Bánzer, considerada incapaz e ineficiente, una vez que los socios de la coalición se desligaron hábilmente de la función gubernamental a pesar de seguir ejerciéndola, mientras que el sucesor de Bánzer, el presidente Jorge Quiroga, se desmarcó para mostrar su plena imparcialidad en los comicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002