Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno autoriza que se denomine yogur pasteurizado al postre lácteo

La denominación postre lácteo desaparecerá a partir de hoy de las tiendas españolas. Los fabricantes podrán llamarlos 'yogures pasteurizados', según una orden publicada en el BOE de ayer. La diferencia entre los nuevos yogures y los tradicionales está en la pasteurización, un proceso de calentamiento que elimina los Lactobacillus bulgaricus y Streptococus thermophilus, los microorganismos responsables de la fermentación de la leche en la fabricación del yogur. Al inactivar estas bacterias, los productos tardan más en caducar, y no tienen que conservarse en frío.

Los nuevos yogures pasteurizados podrán ser desnatados, con frutas, con sabores o con fibra igual que sus competidores. La ley indica que los nuevos yogures deben ser fácilmente identificables en el etiquetado. Pero la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEAC-CU) dudan de esta medida. Portavoces de estas organizaciones protestaron ayer por la norma, ya que dificultará que el comprador distinga si compra un 'producto vivo' (el yogur tradicional) o uno que no lo es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 2002