Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planeta cierra la librería en Internet Veintinueve.com, de libros digitales

La editorial Planeta ha cerrado la librería en Internet Veintinueve.com, dedicada a los libros digitales (ibook). Según un portavoz de la editorial, se trata de un cierre temporal hasta que madure la demanda de este tipo de libros -que se descargan desde Internet y pueden leerse en el ordenador o en una agenda electrónica-. Mientras, la editorial proseguirá la tarea de digitalizar los contenidos para tener viva y actualizada la oferta cuando el mercado se reavive.

La página de Veintinueve.com sigue en Internet, pero los enlaces a los libros están inactivos. Se lanzó en abril del año pasado con una inversión prevista de 2.000 millones de pesetas. El plan Info XXI, de la Administración, aportó una ayuda crediticia. Al cabo de un año, en Veintinueve.com están registrados 25.000 usuarios y se habían descargado 70.000 libros entre los de pago y aquellos títulos que se ofrecían gratis, según fuentes de la empresa. Planeta quería tener disponible en formato ibook cerca de 2.000 obras a finales de este año.

La plataforma que utilizaba Veintinueve.com era el Reader de Microsoft. Txema Arnedo, responsable de este área en Microsoft, coincide en que las expectativas sobre este mercado fueron superiores a la realidad. 'Tendremos que esperar 8 o 10 años para que el consumo de ibooks sea masivo', manifestó a este diario. Arnedo rechaza que un freno al uso de los ibooks sea que el programa impide el préstamo del libro a terceros, ya que sólo permite un copia en otro soporte del libro comprado. 'El préstamo entre amigos de un libro de papel no alcanza cifras significativas'. Uno de los atractivos del ibook es que su precio de venta es inferior al mismo título en papel, ya que los ahorros de coste en producción y distribución pueden permitir rebajas del 50%.

Papel y pantalla

Según expertos del sector, un problema de Veintinueve ha sido la desproporción entre el esfuerzo de inversión y los rendimientos de la misma, y el coste que supone acuñar una nueva marca en Internet cuando la propia editorial tiene librerías en línea acreditadas, como La Casa del Libro, un sitio dedicado a la venta virtual de libros, pero no de ibooks.

El soporte de ibook ha sido aceptado más fácilmente para obras enciclopédicas y de consulta que para obras de narrativa o ensayo, de lectura. Para una lectura prolongada, el papel sigue siendo el interfaz óptimo. El libro impreso tiene una definición de 1.200 puntos por pulgada, mientras que las más avanzadas agendas electrónicas ofrecen 300 puntos por pulgada.

Por otra parte, las agendas electrónicas presentan una superficie de lectura pequeña, lo que obliga a pasar página con mayor frecuencia. Aunque los ibooks se descargan en el ordenador y pueden leerse desde allí, no acostumbran a leerse desde esta plataforma; se prefiere el portátil o la agenda electrónica.

Los libros electrónicos más descargados en España son el dedicado a Operación Triunfo y el cómic de Mortadelo y Filemón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de mayo de 2002