Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicenç Navarro gana el Anagrama con un ensayo sobre bienestar y democracia

Un análisis crítico de Vicenç Navarro (Barcelona, 1937) sobre los déficit del Estado de bienestar y la democracia española obtuvo ayer el 30º Premio Anagrama de ensayo que otorga la editorial del mismo nombre y que está dotado con 6.010 euros. Bienestar insuficiente, democracia incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país, que se publicará a primeros de mayo, fue presentado al premio con el seudónimo de Josep Rodríguez. Es el alias que utilizaba Navarro, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra, en los tiempos de la clandestinidad antifranquista, según recordó ayer en Barcelona.

No fue ésta la única mención al franquismo que hizo ayer Navarro, cuyo acento al hablar castellano delata los años que pasó en el exilio desde 1962, sobre todo en Estados Unidos, donde enseñó en la Johns Hopkins University. El ensayo incluye numerosos datos económicos que demuestran, afirmó, que 'el gasto público social es más bajo de lo que corresponde a los niveles de riqueza de España'. Y, a partir de aquí, intenta dilucidar las causas, que Navarro considera 'políticas' y que remonta a los tiempos de la dictadura: 'Una de las dictaduras más represivas de la Europa del siglo XX y que dejó a España, en 1975, con uno de los niveles de gasto social más bajos del continente, junto a Portugal y Grecia'.

Subdesarrollo social

Navarro asegura que el Estado de bienestar en España sigue 'subdesarrollado, a pesar de que ha mejorado en los últimos años', achaca el subdesarrollo social a 'las fuerzas conservadoras y liberales que se beneficiaron de una transición para nada modélica' y afirma que el escaso debate que esta situación genera está íntimamente relacionada con el 'desconocimiento de la historia reciente'. En este sentido, apeló a la responsabilidad de la clase política, de los medios de comunicación y de la ciudadanía.

Algunos datos 'testarudos' que se incluyen en el ensayo. El Estado de bienestar en España se asienta sobre tres patas -el derecho a las pensiones, a la sanidad y a la educación-, pero le falta la cuarta: el derecho generalizado a los servicios de atención domiciliaria y a tener acceso a las escuelas de infancia de cero a tres años. El gasto público en materia social es del 20% del producto interior bruto frente al 28% de promedio europeo. El porcentaje de población española que trabaja en los servicios sociales es del 5% frente al 12% de la UE y al 18% en los países del norte de Europa.

El finalista del Premio Anagrama de ensayo fue el argentino Tomás Abraham por Situaciones postales, un trabajo sobre las relaciones entre Vladímir Nabokov y Edmund Wilson, y entre Mary McCarthy y Hannah Arendt.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de abril de 2002