Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP vasco renuncia a percibir la indemnización máxima tras la polémica

El PP vasco ha decidido renunciar a que sus parlamentarios en la Cámara de Vitoria se acojan al complemento que les permitiría cobrar la pensión máxima de la Seguridad Social cuando se jubilen aunque sólo hayan ocupado el escaño cuatro años.El PP ha tomado esta determinación tras la polémica que se ha suscitado al aprobarse el miércoles, con sus votos, los del PNV y los del PSE, una modificación parcial del Reglamento de la Cámara.Esta reforma establece un sistema de previsión que complementa las pensiones que corrresponderían a los ex parlamentarios en función de su cotizaciones.

Esta modificación fue rechazada por IU y EA. Batasuna no acudió al debate, aunque se ha mostrado crítica con la medida. Fuentes del PP vasco recalcaron que el partido no se había percatado del 'alcance' de la cuestión cuando apoyaron la reforma.

Los sindicatos vascos y hasta el propio Gobierno central reaccionaron ayer con dureza a la reforma aprobada por el Parlamento autonómico. El ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, mostró su 'perplejidad' por el acuerdo, mientras que Comisiones Obreras y UGT de Euskadi consideraron 'injusta, egoísta e insolidaria' la medida. En la actualidad, la pensión máxima de la Seguridad Social asciende a 1.953 euros brutos mensuales (325.000 pesetas). Cualquier trabajador ha de cotizar al menos durante 35 años para no ver reducida su pensión y tan sólo uno de cada diez accede a la máxima por sus altas cotizaciones.

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, puntualizó que el complemento aprobado por el Parlamento tiene el objetivo de atender situaciones muy especiales: ex parlamentarios que no pudieron acceder al mercado laboral después de su carrera política. También precisó que para tener derecho a una pensión de la Seguridad Social es preciso cotizar un mínimo de 15 años.

Según un estudio realizado por la Presidencia del Parlamento vasco, un total de 34 ex parlamentarios están jubilados. De ellos, sólo nueve tendrían derecho a percibir un complemento para alcanzar la pensión máxima. Seis requerirían una aportación cuantiosa y los otros tres sólo ocasionarían un gasto de entre 30 y 60 euros al mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002