El Parlamento vasco se reúne hoy para rectificar el acuerdo sobre las pensiones

La indignación social fuerza al PNV, el PP y el PSE a revocar la medida adoptada el jueves

El Parlamento vasco revocará hoy el acuerdo que adoptó el pasado jueves para que los diputados que hayan ocupado su escaño un mínimo de cuatro años en dos legislaturas puedan cobrar la pensión más alta de la Seguridad Social cuando alcancen la jubilación. La indignación social que provocó esta medida, aprobada por el PNV, el PSE y el PP en el seno de la comisión de Urgencia Legislativa, Reglamento y Gobierno de la Cámara de Vitoria, ha llevado a estos tres partidos a actuar con celeridad y solicitar la reunión de este mismo foro para dar marcha atrás.

Más información

El presidente del Parlamento y de esta comisión, Juan María Atutxa, se puso ayer en contacto con los partidos y pocas horas después los convocó formalmente para hoy. Populares, socialistas y nacionalistas dieron su visto bueno el jueves a una reforma del Reglamento de la Cámara de Vitoria para establecer un sistema complementario de las pensiones que corresponderían a los ex parlamentarios según sus cotizaciones, en aplicación de un acuerdo adoptado en diciembre de 1999 dentro del Estatuto del Político Vasco. IU y EA votaron en contra, mientras que Batasuna no participó en el debate, aunque criticó la resolución.

La rapidez con la que se ha producido la rectificación pública del PNV, el PSE y el PP y la decisión de Atutxa de reunir a la comisión permitirá anular el acuerdo de las pensiones cuando no le ha dado tiempo a entrar en vigor. Los cinco días que han transcurrido desde que fuera adoptado hasta hoy no son suficientes para realizar todos los trámites para su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento vasco, condición indispensable para que se aplique.

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, justificó ayer la revocación del acuerdo por el 'escándalo' que ha provocado en la sociedad vasca. Según Egibar, el tratamiento informativo que se le ha dado no ha sido el adecuado. 'La medida pretendía atender estados de necesidad de algunos ex parlamentarios y viudas de éstos, y no establecer un privilegio'.

Por su parte, el portavoz del PP en el Parlamento, Leopoldo Barreda, reconoció: 'No hemos sido capaces de hacer entender el alcance limitado de la medida', dijo, por lo que propuso 'dar marcha atrás'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de febrero de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50