LA REFORMA EDUCATIVA

Los colegios públicos atienden al 77% de los 133.000 inmigrantes escolarizados en España

La patronal alega que los centros privados están alejados de las zonas con más extranjeros

Los escolares procedentes de otros países se concentran mayoritariamente en colegios e institutos públicos. Tan sólo el 22,3% de los 133.684 inmigrantes estaba escolarizado el curso pasado en un centro de titularidad privada (3.941 colegios son subvencionados y 1.789 privados), a pesar de que estos centros atienden al 32,3% de los 6,8 millones de escolares de España, según un estudio de CC OO. La patronal de la enseñanza privada achaca estas cifras a la práctica ausencia de centros concertados en las zonas con más inmigración y a la alta demanda que ya soportan sus colegios. Los sindicatos piensan que están seleccionando al alumnado y piden más control sobre estos centros para lograr un reparto equitativo del alumnado.

Más información

El curso pasado 133.684 alumnos extranjeros estaba escolarizado en nuestro país, más del doble que hace cuatro años. Aunque representan el 1,95% del alumnado total es algo que preocupa en la comunidad educativa por su excesiva concentración en determinados centros. Hay un claro desequilibrio entre las dos redes educativas: el 77,7% de los inmigrantes (103.848) estaba matriculado en un centro público y el 22,3% restante (29.836), en uno de titularidad privada, según un estudio de CC OO elaborado a partir de las cifras del Ministerio de Educación sobre el curso 2000/2001.

La concentración en los centros públicos varía por comunidades. En Andalucía, donde hay 2.935 centros públicos y 609 centros con algún nivel concertado, el 71% de los 17.099 inmigrantes estudiaba en la pública (este año un 87%). En Cataluña, con 2.370 centros públicos y 858 concertados, el 85,4% de los 23.483 alumnos extranjeros estudia en los primeros. En Madrid hay 1.252 centros públicos y 435 concertados: el 71,4% de los 38.587 inmigrantes va a un centro público. País Vasco (509 centros públicos y 309 concertados), el 67,7% de los 2.954 extranjeros estudia en centros públicos.

¿Por qué no hay más inmigrantes en la concertada? El secretario general de Enseñanza en CC OO, Fernando Lezcano, da dos razones: 'Las familias de inmigrantes tienden a agruparse y ese modelo se traslada a las escuelas'. Y, por otro lado, dice, 'los centros concertados suelen ser reacios a que los alumnos inmigrantes puedan poner en riesgo lo que ellos entienden por normalidad, y emplean mecanismos de disuasión: desde decirles que el ideario del centro es católico, a decirles que está lleno, o que van a tener que pagar por actividades extraescolares'. Propone que una comisión de escolarización centralice en cada zona las solicitudes de plazas para repartirlas equitativamente.

Néstor Ferrera, presidente de la patronal de enseñanza privada Educación y Gestión, que agrupa a 2.400 centros, en su mayoría concertados, niega rotundamente que se discrimine a estos alumnos por ser inmigrantes.

Lista de espera

'Lo que ocurre es que este alumnado no siempre está en las zonas donde tenemos los colegios y además, nuestra demanda de plazas es altísima, hay muchas familias en lista de espera', dice Ferrera. Por esta razón, la patronal no acepta como solución una reserva de plazas durante todo el año para aquellos inmigrantes que se incorporen a mitad de curso. Pide a la Administración que sea flexible y permita aumentar el número de alumnos por clase cuando tengan que admitir alguno más. Pero los centros concertados suelen tener a tope la ratio alumnos por aula.

Ferrera niega que se usen prácticas disuasorias para espantar a los inmigrantes porque su escolarización es obligatoria y gratuita. Lo que sí reconoce es que cada colegio tiene 'una realidad, una dinámica y unos costes que otras familias están asumiendo'. Habla de comedor, uniforme, actividades extraescolares, unas características, que, a su juicio, servirían en sí mismas para que se sintieran discriminados.

Respecto a la religión de algunos de estos chicos y el ideario católico de la mayoría de estos colegios, Ferrera dice que no es inconveniente: 'Sólo se les advierte de la filosofía de los centros y el modelo de hombres y mujeres que se pretende formar en ellos'. El problema fundamental, sin embargo, 'es la falta de ayuda de la Administración para tener profesores de apoyo que atiendan a estos niños'.

Desde la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), su presidenta, Isabel Bazo, también rechaza la idea de la discriminación. 'Se les barema igual que al resto. Lo que pasa es que se matriculan en los centros públicos porque son los que están próximos a las zonas donde se ubican'. El secretario general de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE), Manuel de Castro, dice que la voluntad de estos centros 'es incrementar el número de inmigrantes'. Pero apunta un problema, la escasa incorporación de estos niños en la etapa infantil, porque en algunos centros 'no está financiada y ellos no pueden pagarlo'. Niega que haya un filtro para estos alumnos y reta a los sindicatos que así lo creen a que lo denuncien.

El secretario general de Enseñanza en UGT, Jesús Ramón Copa, afirma que la integración de los inmigrantes 'es clave para el buen funcionamiento del sistema educativo. Si se concentran en un sólo centro las familias acaban sacando de allí a sus hijos porque estos colegios se convierten en conflictivos', lamenta. 'Los centros concertados están adoptando una posición muy cómoda: titularidad privada con fondos públicos. La forma de controlarlos es imponerles una reserva de plazas'.

Por otra parte, el presidente del Gobierno, José María Aznar, insitió ayer en la cadena COPE en que los datos de fracaso escolar demuestran que 'algo no funciona' en la secundaria. 'Queremos que la realidad se asuma y se pueda debatir, pero no sobre el tópico de que [el Gobierno] está plantenado cuestiones franquistas'. Por ese camino, dijo a la oposición 'le va a ir mal', dijo.

La responsable de Educación de la ejecutiva socialista, Carme Chacón, solicitó una entrevista 'urgente' a la ministra de Educación, Pilar del Castillo, para pedir 'un diagnóstico' sobre la enseñanza y abrir un 'debate' con la participación de los representantes del sector. Del Castillo confió en que la propuesta se mantenga en el tiempo para crear un clima de cooperación constructiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de febrero de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50