Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia despide con abrazos a los jueces suspendidos

La oposición exige al Poder Judicial que acabe con el sectarismo en los nombramientos

El Gobierno y la oposición reafirmaron ayer la vigencia del Pacto por la Justicia en una declaración formal de 'impulso y compromiso' al mismo. En la comisión de seguimiento del acuerdo, los representantes del PSOE, CiU e IU abogaron por que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) recupere el espíritu de entendimiento y diálogo que preside las reuniones de los parlamentarios, sin caer en los 'alineamientos de voto' o 'actitudes sectarias' de las últimas semanas. El ministro de Justicia, Ángel Acebes, insistió en que el Ejecutivo no puede interferir en el funcionamiento de un órgano que tiene su propia autonomía y prefirió subrayar las bondades de los futuros juicios rápidos o de la Carta de Derechos de los Ciudadanos.

El Consejo General del Poder Judicial elegido hace tres meses se ha roto en dos sectores: los 11 vocales elegidos a propuesta del PP y los ocho apoyados por PSOE e IU.

La mayoría del Consejo ha impuesto durante este tiempo a sus candidatos para ocho de las nueve vacantes de magistrados en distintos órganos jurisdiccionales, lo que ha desatado la protesta del sector progresista, que ha llegado a amagar con bloquear el funcionamienhto del Consejo no acudiendo a los plenos.

El ministro de Justicia se ciñó ayer al principio de no intervención y aseguró que el Gobierno 'no puede interferir en el funcionamiento de otro órgano que tiene que tomar sus decisiones con absoluta autonomía e independencia'.

El ministro indicó que, durante la reunión de seguimiento del Pacto por la Justicia, los portavoces de los grupos plantearon 'con plena libertad' los temas que estimaron convenientes, pero restó importancia a la crisis asegurando que la comisión 'tiene cosas muy importantes de qué ocuparse'.

Por contra, los demás portavoces pidieron que el funcionamiento del CGPJ esté presidido por un espíritu de entendimiento y diálogo similar al que se da en el seno de la comisión de seguimiento. Juan Fernando López Aguilar, secretario de Libertades Públicas del PSOE, subrayó que su grupo había planteado la necesidad de que los actores el mundo judicial 'tomen conciencia de lo importante que es su contribución a la solución de los problemas y a la mejora de la imagen de la Justicia'.

El diputado socialista anunció que su grupo tiene previsto pedir al presidente del Poder Judicial, Francisco Hernando, que explique en el Congreso el plan de trabajo para sus cinco años de mandato y plantearle 'la importancia de que el Consejo participe en ese espíritu de entendimiento y diálogo para la solución de los problemas y que se comprometa activamente en ese entendimiento'.

'El Gobierno sabrá lo que tiene que hacer', dijo López Aguilar sobre la inhibición de Acebes, 'pero creo que estoy en mi derecho de pedirle al Consejo que observe ese mismo espíritu de entendimiento que mantenemos nosotros'. Con la 'orientación de voto predeterminada' que hasta ahora muestra el Consejo 'se está dando la imagen de que está más politizado que el Parlamento', adujo.

El portavoz del PSOE aseguró que algunas reformas legislativas hubieran impedido controversias como la surgida en torno a la designación de una juez para el Tribunal Superior de Extremadura o sobre la suspensión de los magistrados que pusieron en libertad al narcotraficante Carlos el Negro.

El representante de CiU, Manel Silva, dijo que la división del CGPJ en dos sectores le produce 'estupefacción', por lo que recomendó que los vocales del Poder Judicial 'lleguen a acuerdos sobre objetivos básicos'. Luis Carlos Rejón, de IU, aseguró que el apoyo de todos los partidos al pacto es un 'bofetón' a la mayoría conservadora del Consejo y a su 'actitud sectaria y de falta de diálogo'. Rejón consideró preocupante la actuación del CGPJ, no sólo por los nombramientos, sino por las decisiones disciplinarias, el enfoque de la Escuela Judicial o la renovación de facultativos y técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de febrero de 2002