Los socialistas piden que Zaplana explique en las Cortes cómo piensa resolver el veto de EE UU a la clementina

El partido socialista quiere que el presidente Eduardo Zaplana explique en las Cortes las medidas que piensa tomar para resolver el veto que desde hace dos meses pesa sobre la exportación citrícola española a Estados Unidos y devolver la normalidad en la próxima campaña de comercialización. El portavoz de Agricultura del PSPV, Antoni Lozano, recordó que ha concluido el plazo de una semana que el secretario de Estado de Comercio dio para iniciar la vía legal si las negociaciones con el país norteamericano no se traducían en acuerdo. Plazo que ha concluido sin que el Gobierno tome ninguna iniciativa legal. Lozano volvió a criticar la 'pasividad' del Consell y del Gobierno español. 'Hemos perdido esta campaña y está en peligro la próxima', recordó. El portavoz socialista criticó la estrategia que el Gobierno ha empleado en la solución de esta crisis.

El PSPV considera el veto citrícola como un problema comercial y no fitosanitario. Antonio Lozano, además, explicó que la petición de comparencia de Zaplana se debe a que la consejera de Agricultura, María Ángeles Ramón-Llin, está 'desautorizada moralmente porque no tiene ninguna capacidad de presión sobre el presidente'.

La actitud del Ejecutivo ante la crisis también ha provocado que las organizaciones agrarias se nieguen a asistir a la reunión que Intercitrus mantendrá mañana con los ministerios de Agricultura y Comercio. Las organizaciones productoras ocupan la vicepresidencia de la interprofesional Intercitrus, pero consideran que las concesiones que el Gobierno ha realizado ante Estados Unidos convierten la reunión en un 'paripé' en el que no están dipuestas a participar.

En un comunicado conjunto, La Unió de Llauradors-COAG y la Asociación Valenciana de Agriculores (AVA-Asaja) defendieron que 'España ha abandonado a los citricultores y ha aceptado la vulneración de los acuerdos de comercio internacional al no denunciar a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio'. Las organizaciones agrarias quieren expresar su 'repulsa a la dejadez y pasividad demostrada por el Gobierno español', que pretende reunirse con Intercitrus 'cuando todas las decisiones se han tomado al margen del sector, sin negociación alguna' y 'sometiéndose a las imposiciones de Estados Unidos' al aceptar modificar el protocolo de exportación. En la reunión de manaña, Intercitrus pedirá al Gobierno las ayudas que anunció para paliar las pérdidas de los exportadores al desviar ocho barcos de cítricos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS