Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras del yacimiento romano de Iruña de Oca comienzan en febrero

La empresa Lurmen creará un museo de la Romanización en 2012

El yacimiento de Iruña de Oca, la ciudad de Veleia, la huella romana más importante del País Vasco, inicia dentro de unos días su excavación fundamental: en los próximos dos lustros se prevé desvelar las huellas principales de un asentamiento que se prolongó durante 1.500 años más. Lo que será el futuro museo de la Romanización verá la luz gracias al mecenazgo de Eusko Trenbideak, que financia con 3,7 millones de euros (619,77 millones de pesetas) esta investigación.

La Diputación de Álava desbloqueó a finales de diciembre un proyecto que se firmó el 27 de abril y que tenía previsto el inicio de las obras en octubre. La causa del retraso residió en discrepancias por parte de la institución foral, propietaria del yacimiento de la ciudad romana de Veleia, con las formas en que se firmó el acuerdo entre Eusko Trenbideak y Lurmen S. L., la empresa que lleva la explotación arqueológica del yacimiento.

Al final, se han resuelto estos problemas burocráticos y las investigaciones comenzarán el próximo mes de febrero. Aunque más bien habría que definir estos nuevos estudios como la continuación de una labor que comenzó en 1994 con un carácter sistemático. En esa fecha, los fundadores de Lurmen iniciaron sus trabajos en los nueve sectores en que está dividida Veleia.

Los orígenes de esta ciudad hay que situarlos en la Edad de Hierro, dentro de los poblados fortificados de los caristios. Ubicada entre Víllodas y Trespuentes, a la orilla del Zadorra, las 30 hectáreas de este privilegiado emplazamiento no pasaron inadvertidas para las legiones romanas. Es más, la excelente ubicación en el entorno de la vía Astorga-Burdeos facilitó su crecimiento hasta llegar a ocupar unas 80 hectáreas en sus mejores tiempos.

La vinculación de Veleia con el transporte es una de las razones principales por las que la empresa pública Eusko Trenbideak se ha decidido a patrocinar los trabajos en el yacimiento arqueológico más importante del País Vasco. Además, su excelente ubicación estratégica de hace dos milenios se mantiene en la actualidad, pero dentro de los intereses turísticos. Veleia se encuentra rodeada de joyas arquitectónicas como Santa Catalina de Badaia, la torre de Mendoza y muy cerca de Vitoria, con los atractivos de su casco histórico.

Los primeros trabajos comenzarán en la domus de Pompeya Valentina, donde se abandonó la última campaña de verano. Y una de las tareas imprescindibles será la consolidación de la muralla que rodeó la ciudad en la época altoimperial. En la domus se han encontrado ya restos de diferentes edificaciones bajo la estructura principal de la casa. En el entramado de materiales de distintas épocas, destaca el mosaico del patio de la domus principal, asentado sobre un depósito de agua de 50.000 litros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2002