_
_
_
_

Asaja acusa a la Junta de bloquear ayudas al aceite y Plata anuncia acciones legales por 'información falsa'

La polémica sobre el cobro de las ayudas europeas al aceite de oliva originó ayer un duro intercambio de amenazas entre la organización agraria Asaja y la Consejería de Agricultura. Si el pasado jueves fue COAG la que advirtió que unos 70.000 productores andaluces no han cobrado aún el anticipo de la campaña olivarera, ayer fue Asaja la que se hizo eco del asunto. El representante de esta organización en Jaén, Luis Carlos Valero, fue mucho más allá y anunció que acudirá al fiscal general de Estado si la Junta no abona estas ayudas en un plazo de 20 días.

Asaja centra todos sus reproches en el Fondo Andaluz de Garantía Agraria (FAGA), organismo que se encarga del control y pago de las ayudas, a pesar de que el problema lo ha originado la implantación de un nuevo Sistema de Información Geográfica (SIG) por parte del Ministerio de Agricultura. Con este sistema (a través de fotografías vía satélite) el Ministerio pretende adaptarse a las exigencias comunitarias de tener una información fiable sobre el número de olivos existentes y conseguir así un cálculo más preciso sobre la producción y, por tanto, sobre el volumen exacto de ayudas públicas.

Las diferencias entre esta nueva base de datos y las declaraciones de los oleicultores habría originado el bloqueo del 30% de las ayudas. Asaja mantiene que el SIG no está operativo -se ha ampliado el plazo para resolver conflictos hasta marzo- y que, por tanto, esa no puede ser la razón para bloquear esos fondos. La pretensión de Asaja es pedir en los tribunales que la Junta abone de forma inmediata las subvenciones, pero también los intereses derivados del retraso.

En un comunicado, el consejero de Agricultura, Paulino Plata recordó que el FAGA ya pagó en la primera semana de diciembre 503,4 millones de euros (83.500 millones de pesetas), el 70% de las ayudas. Y aseguró que el bloqueo en el resto de las ayudas se debe a incorrecciones en la declaración de los productores con relación al SIG, el banco de datos que les ha suministrado el Ministerio de Agricultura.

Plata exigió 'más profesionalidad y rigor a quienes denuncian indiscriminadamente', acusó al PP de utilizar a Asaja para 'encubrir los problemas de gestión del Ministerio' y anunció que los servicios jurídicos de la Consejería estudian emprender acciones legales contra Asaja por el 'cúmulo de informaciones falsas'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_