Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del Insalud se queja de la falta de debate sobre las transferencias

El 1 de enero se transferirá oficialmente la sanidad del Insalud a las comunidades autonómicas del artículo 143. Pero el director general del instituto, Josep Maria Bonet, tiene claro que le quedan al menos tres meses de trabajo. 'Hasta la fecha, la discusión financiera ha ocupado todos los esfuerzos. Yo he echado de menos haber trabajado más con los consejeros de Sanidad. Sólo uno ha preguntado cómo va a ser el traspaso en detalle, y ha pedido nuestro apoyo' durante los tres meses que se calcula que harán falta para completar los traspasos, afirma Bonet a este diario.

'El debate político y financiero ha hurtado otras discusiones necesarias, como la del modelo sanitario, la cohesión o la de una política sanitaria que garantice la equidad', dice el director del Insalud. 'También ha impedido otro tipo de trabajo, que era el de transferencia de las competencias, de las atribuciones, y eso se va a echar de menos', recalca Bonet. 'Espero que entre enero y abril se pueda trabajar con cada comunidad autónoma que quiera recibir nuestro apoyo. Nosotros ya tenemos el proceso protocolizado de una manera muy sistematizada', afirmó.

El otro aspecto que fuentes del Insalud echan en falta es la existencia de una ley para coordinar los sistemas sanitarios. 'Cuando uno se imagina un Estado en el que habrá 17 servicios de salud, muchos de ellos con fronteras imprecisas, con territorios asimétricos en cuanto a población y servicios, lo primero que uno visualiza es la necesidad de una Ley de Coordinación para garantizar la equidad', afirma Bonet. Pero esta norma todavía no está lista. 'La ley depende de Sanidad', explica Bonet, 'aunque lógicamente querremos aportar nuestra experiencia y participar en ella', añade.

Bonet apunta algunos de los aspectos que cree que deberían incluirse: 'Debe garantizar la equidad, pero eso no quiere decir que cada comunidad ofrezca todos los mismos servicios. Ello iría en detrimento de la calidad. Lo que hay que asegurar es que el Estado financie el movimiento entre comunidades. Para eso se va a crear un fondo de desplazados'. 'El Consejo Interterritorial será fundamental, porque servirá para coordinar a las 17 comunidades autónomas'. Además, habrá que fijar estándares para la mejora de los servicios. Sería lógico contar con una central de resultados que esté a disposición tanto de los ciudadanos como de los profesionales', declara.

Mi responsabilidad es que el Insalud siga funcionando hasta el útlimo día. Sin duda, seguiremos tomando decisiones hasta el 31 de diciembre', sentencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001