Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina inmoviliza el 75% de los nuevos depósitos bancarios

El Ejecutivo impide que los ciudadanos abran más de dos cuentas

El Gobierno argentino puso ayer más parches para evitar el hundimiento de la economía: prohibió a los ciudadanos tener más de dos cuentas bancarias para frenar la retirada de dinero e inmovilizó el 75% de los nuevos depósitos bancarios. Mientras, el Ejecutivo convocó ayer nuevamente a los representantes de todos los sectores políticos y sociales a una 'concertación nacional' para discutir un plan que saque al país de la crisis. La Iglesia se ofreció como árbitro para el debate y garantía del acuerdo.

El ministro Cavallo debió tomar ayer más medidas desesperadas para evitar la quiebra del sistema bancario. Por una parte, limitó a dos la cantidad de cuentas bancarias por persona, puesto que se habían abierto casi medio millón en la última semana para burlar la restricción a no sacar más 250 pesos a la semana. Por otro lado, el banco central obligó a los bancos a retener el 75% de los nuevos depósitos de sus clientes (coeficiente de caja) para evitar transferencias masivas de una entidad a otra. Ese coeficiente en la actualidad es del 21%. En España esa obligación es hoy del 3%.

Todas las partes coinciden en que es 'indispensable y urgente' un pacto político para salir de esta 'gravísima' situación, pero los sindicatos anticiparon que no van a asistir a ninguna reunión mientras Cavallo siga en su cargo. La embestida gremial contra el ministro podrá apreciarse hoy mismo en las calles de Buenos Aires, cuando comience la serie de movilizaciones y actos de protesta que concluirán mañana con una huelga general de 24 horas en todo el país.

'Todo lo que Cavallo toca, lo destruye', dijo el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) luego de anunciar un 'plan de lucha' que podría concluir la semana próxima con la convocatoria a un paro de 48 horas. Para Daer, 'el ministro Cavallo es la persona más odiada del país'. El sindicalista Luis Barrionuevo, que acaba de asumir como senador por la provincia de Catamarca, fue aún más allá: 'Estamos gobernados por un tonto y tenemos un ministro loco'. Los dirigentes sindicales dicen que el 'diálogo es imposible' con Cavallo.

El presidente Fernando de la Rúa, que inició ayer el tercero de sus cuatro años de mandato, dijo que el ministro de Economía 'pone un tremendo esfuerzo, se juega por lo que tiene que hacer y trabaja con toda intensidad ante las enormes dificultades que debe afrontar'. Sobre sus dos primeros años en el poder, el jefe del Estado dijo que se lo pasó 'apagando incendios' y admitió que la realidad 'es más tozuda' de lo que pensaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de diciembre de 2001