Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Biblioteca Nacional celebra los 50 años de 'La colmena', de Cela

El escritor gallego no acudió al homenaje de ayer por una gripe

Se la describió de todas las formas y maneras. Darío Villanueva, experto en la obra del Nobel, recordó que el propio autor la había definido como 'novela reloj', en la que todas las piezas hacen funcionar el mecanismo de sus cerca de 300 personajes. Todos los presentes en la mesa redonda: García de la Concha; el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, y el filólogo británico David Henn coincidieron en destacar que La colmena es una obra cumbre de la literatura universal del siglo XX.

Repercusión internacional tuvo y sigue teniendo. Así se desprende de la intervención de Fernando Huarte Norton, que se definió de profesión jubilado, que ha sido bibliotecario, que está considerado como 'el bibliófilo de Cela' y que parece un personaje salido de su pluma. 'Existen 154 ediciones de La colmena en todo el mundo. Destacan las suecas por la calidad del papel, las traducciones alemanas son deplorables y las francesas tienen la suerte de haber sido sacadas de unos folios entregados por él sin haber sido depurados por la censura', contó.

García de la Concha, sentado junto a la esposa del premio Nobel, Marina Castaño, que agradeció a la Biblioteca Nacional el homenaje, enmarcó a Cela en la mejor tradición de las letras españolas, desde Baroja y Ortega y Gasset hasta Quevedo y Cervantes. 'Cela concibe la literatura como algo en constante movimiento y en fluyente postura', dijo. Añadió que el escritor alguna vez había dicho que su sensibilidad estaba en medio de la calle. 'Leer y andar. Saber leer, saber andar, como un vagabundo sin dueño, pero con la vista limpia y la mirada virgen', aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2001