El Reino Unido confirma que ya cuenta con tropas de tierra en el frente afgano

El ministro de Defensa británico afirma que se está dando 'orientación y asistencia' a la Alianza

El ministro de Defensa del Reino Unido, Geoff Hoon, confirmó ayer lo que ya se sabía: su país tiene tropas de tierra en Afganistán. Pero Hoon no dijo ni cuáles ni cuántas. La prensa británica afirma desde hace varias semanas que comandos especiales británicos están ya operando en Afganistán. 'Puedo confirmar que hay miembros de las Fuerzas Armadas británicas sobre el terreno en el norte de Afganistán, estableciendo contacto con la Alianza del Norte, dándoles orientación y asistencia', declaró el ministro en una entrevista a la radiotelevisión pública BBC.

Más información

Hoon no especificó ni qué tropas están allí ni cuántos soldados, pero la prensa británica no tiene ninguna duda de que se trata de comandos especiales de la Fuerza Aérea, los famosos SAS, que ya en los años ochenta desembarcaron en Afganistán para ayudar a los muyahidin a derrotar al Ejército soviético.

Las SAS, al socaire de su lema ¡Quien se atreve, gana!, son el principal grupo de élite de las potentes Fuerzas Armadas británicas. Protegidas por el más absoluto secreto oficial acerca de sus actividades, los miembros de las SAS están especialmente adiestrados para actuar en solitario con el objetivo de infiltrarse en territorio enemigo y sobrevivir durante meses en condiciones de gran penuria. En Afganistán se supone que hay en torno a un centenar, provistos de sofisticado material de espionaje, ayudando a la Alianza del Norte, acechando a los talibanes y dando cuenta de sus posiciones.

El ministro británico de Defensa admitió que Osama Bin Laden puede tener cierto material, pero no capacidad para fabricar y utilizar armas nucleares. 'Desde luego, estamos al corriente de que tiene algún material que puede ser utilizado para fabricar armas nucleares', dijo, 'pero no estamos seguros de que a estas alturas sea capaz de producir una bomba atómica'.

'En todo caso, debemos ser muy prudentes; desde luego, es un hombre realmente peligroso, y por eso tenemos que tratarlo así, porque es un hombre sin escrúpulos, sin moralidad, que no duda en matar a gente inocente si eso le permite conseguir sus perversos fines', añadió.

Hoon aclaró algunas manifestaciones publicadas por la prensa británica este domingo en las que animaba a las tropas de la Alianza del Norte a tomar Kabul. Ayer se acercó más a la posición norteamericana de prudencia al defender que la Alianza marche hacia Kabul, pero se abstuvo de patrocinar la toma de la capital afgana. Una eventual entrada de la Alianza del Norte en Kabul podría dañar los apoyos del Gobierno de Pakistán a la coalición internacional. Los aliados han aceptado la exigencia paquistaní de que los talibanes sean sustituidos por un Gobierno multipartidario y multiétnico que incluya a los pastunes, minoría étnica de los talibanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de noviembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50