Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton: "La diferencia con Bin Laden es que nosotros no creemos poseer toda la verdad"

El ex presidente de EE UU participó en Madrid en la reunión internacional sobre democracia

El ex presidente de EE UU, Bill Clinton, quiso apoyar por unas horas la Conferencia sobre Transición y Consolidación Democráticas con su presencia en Madrid. Clinton aseguró: "Nosotros y los terroristas tenemos una gran diferencia en lo que significa el valor de la vida y de la verdad. Para los talibanes y para Bin Laden el mundo se divide entre los que comparten su verdad y los que no la comparten, que se convierten en un objetivo legítimo, aunque seas una niña de seis años que acompañó a su madre a trabajar. Los que estamos aquí reunidos sabemos que ninguno de nosotros está en posesión de la verdad".

El ex mandatario hizo estas declaraciones en una cena previa a la inauguración oficial de la Conferencia, ofrecida por el presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

"El mundo es un lugar muy distinto desde el 11 de septiembre", dijo Clinton, y añadió que por ello los debates "serán más interesantes que nunca". "Todo lo que diga esta noche debe ser analizado desde mi posición actual, la de un ciudadano más que apoya la postura del presidente Bush y de la coalición contra el terrorismo", señaló el ex presidente. "Para nosotros, lo más importante de nuestras vidas es nuestra humanidad común; para ellos, las diferencias. Por eso el 11 de septiembre murieron irlandeses o americanos para salvar a personas de todas las razas. The New York Times dijo que si la guerra contra el terrorismo se limita a operaciones militares, no servirá para nada; pero sí será muy útil si sirve para construir un mundo más justo", agregó.

El ex presidente dijo que no "basta con derrotar a los terroristas, hay que construir" y manifestó que los países ricos tendrían que hacer grandes inversiones en educación en los países en vías de desarrollo, impulsar la condonación de la deuda exterior de los países pobres, así como los microcréditos. "Millones de niños no van al colegio en todo el mundo y eso va a tener consecuencias trágicas".

En su discurso de bienvenida, Ruiz Gallardón se dirigió a Clinton para trasladarle "la solidaridad y el afecto" de los madrileños hacia los estadounidenses por los atentados. El presidente de la Comunidad de Madrid calificó la conferencia de "valiosa iniciativa" que ha logrado "establecer una vía de colaboración entre analistas y jefes y ex jefes de Estado y de Gobierno", y aseguró que el objetivo de la reunión es más necesario que nunca porque "la ola democratizadora que recorrió el mundo en los ochenta y en los noventa necesita ahora un nuevo impulso".

El ex presidente, que había aterrizado ayer mismo en Madrid proveniente de Roma, llegó a la sede de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol, con 45 minutos de retraso acompañado por su hija Chelsea y saludó muy calurosamente, como a un viejo amigo, al presidente de la Conferencia, Mijaíl Gorbachov, en cuya mesa se sentó, junto a Felipe González; el presidente de la FRIDE, Diego Hidalgo; George Matthews, de la Fundación Gorbachov, además del propio Ruiz Gallardón.

Las medidas de seguridad en torno al hotel Palace, donde desde hoy estarán reunidos gobernantes y ex gobernantes de casi 30 países para intentar buscar fórmulas que ayuden a proporcionar solidez a las transiciones a la democracia, son espectaculares y se han extendido a gran parte del centro de la ciudad. Rodeado por la policía, el hotel se encuentra cerrado al público y los coches que se estacionan en el aparcamiento subterráneo tienen que abrir el maletero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001