Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
IMPACTO EN LOS MERCADOS

Fuerte rebote de las bolsas mundiales

Los inversores dan una tregua a las incertidumbres y se lanzan a comprar atraídos por los bajos precios de las acciones

Nueva York
Las bolsas de todo el mundo experimentaron ayer un fuerte rebote tras las colosales caídas sufridas desde los atentados contra Estados Unidos. Aunque a los mercados llegó cierto aliento de optimismo en la recuperación económica, la principal razón para que los inversores hayan comprado acciones se encuentra en los bajos precios al que se han situado la mayor parte de los valores. Las subidas en Europa superaron el 5%, mientras las americanas recuperaron algo más del 3%. El precio del petróleo, por otra parte, cayó un 15% en una sola jornada y el barril se situó por debajo de los 22 dólares, nivel que no tenía desde noviembre de 1999.

Por primera vez desde los atentados del 11 de septiembre, Wall Street y la totalidad de bolsas mundiales dieron ayer señales de optimismo con un fortísimo rebote de sus indicadores. La recuperación de ayer, sin embargo, dista mucho de ser suficiente para compensar los bruscos descensos acumulados en septiembre. El Dow Jones, que sufrió la semana pasada la peor caída en 70 años (casi un 15%), subió un 4,46%, y lo mismo hizo el Nasdaq con un 5,34% que había experimentado el peor bajón de su historia.

Las bolsas europeas abrieron la sesión en medio de la euforia y así se mantuvieron durante toda la mañana. La buena apertura de Wall Street afianzó esos ascensos hasta cotas desconocidas desde los primeros días del euro en enero de 1999. El índice general de la Bolsa de Madrid subió el 5,15% y el Ibex lo hacía el 5,96%. París ganó el 5,70% y Londres el 4,06%. Las bolsas más castigadas en esta crisis, la de Francfort y Milán registraron las mayores alzas con el 6,64% y el 7,07%. Esta sesión alcista consigue sólo mermar ligeramente las pérdidas acumuladas en el año. Francfort sigue perdiendo en el año el 37,27%; Madrid, el 22,57%; el Ibex, el 24,41%; el Nasdaq, el 39,32%, y París el 34,85%. El Dow Jones acumula el 20,24%.

La duda ahora radica en saber si los comportamientos de ayer se deben a una renovada confianza en la capacidad de la economía estadounidense para superar la crisis o si responden sólo al deseo de los inversores de hacerse con algunas de las auténticas gangas que hay ahora en los mercados.

Ánimos de Bush

Ayer mismo, el presidente Bush volvió a salir al paso de los augurios más pesimistas: 'Quiero asegurar al pueblo americano que las bases de nuestro crecimiento económico son muy fuertes'. Bush reconoció que el ataque terrorista ha 'causado mucho daño y provocado ya muchos despidos'. 'Creo sin embargo que cuando los inversores se sienten a pensar y examinen con cuidado los fundamentos de nuestra economía, volverán a la bolsa con renovadas energías', pronosticó. El presidente hizo también un llamamiento a los consumidores: 'La vida sigue y nuestros problemas económicos son a corto plazo, no a la larga. Saldremos de ésta y seremos más fuertes. Los terroristas creyeron que hundirían EE UU pero no lo han conseguido'.

El pasado sábado Bush firmó el paquete de 15.000 millones de dólares para ayudar a las líneas aéreas. Wall Street abrió poco después con una buena noticia: algunos valores norteamericanos se habían recuperado muy bien en las bolsas europeas.

'Ya sabemos que en el tercer y cuatro trimestre de este año los resultados van a ser pobres, pero lo que tiene que interesarnos ahora, lo que importa, es saber qué fuerza tendrá la recuperación en el 2002', explicó Abby Cohen de Goldman Sachs, la mujer más famosa de Wall Street y una de las gurús más reconocida.

También experimentaron buenas subidas empresas de computadores y sistemas, como Oracle, Cisco Systems o Dell y sobre todo General Electrics, que había sufrido un castigo excesivo.

La noticia que dio más ánimo fue el anuncio de la cadena Marriot International de que las reservas hoteleras, que habían caído formidablemente este mes de septiembre, estaban recuperándose algo cara a octubre.

Los cálculos sobre el alcance de la recuperación son precisamente el núcleo de las discusiones que hay ahora en Estados Unidos sobre la marcha de economía. Algunos creen que el bajón de 14,3% experimentado por el Dow Jones, el peor desde 1933, ha dejado una fuerte huella, mientras que otros afirman que los mercados actuaron ordenadamente y no se produjeron daños en la confianza de los inversores. 'Lo de ayer responde sólo al hecho de que algunos se han dado cuenta de que existen verdaderas gangas, empresas que están cotizando muy por debajo de su valor real y que este era el momento para hacerse con un pellizco', explicó ayer un analista del banco de inversión Merrill Lynch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2001