Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia prohibirá el consumo

El consumo de carne de toro está permitido en Francia, si bien el Ministerio de Agricultura 'se dispone a prohibirlo', según informó un portavoz de la Dirección General de Alimentación. La autoridad aplicará una recomendación de la Agencia de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (Afssa), un prestigioso órgano científico que ha pedido esa prohibición con el argumento de que introducir espadas o puñales en el tejido nervioso de los animales al nivel del bulbo raquídeo implica un peligro de diseminación del agente infeccioso de la encefalopatía espongiforme bovina.

La agencia científica publicó su informe el pasado 12 de junio. Tras recordar que el sistema nervioso es la parte que presenta mayor riesgo de infección, los científicos razonaban que la técnica utilizada para acabar con los toros se parece a la usada en los mataderos para matar animales introduciéndoles una barra de hierro flexible en el sistema nervioso central. Esa práctica ha sido prohibida para evitar todo riesgo de contaminación de la carne.

De ahí la recomendación de la Afssa para que se prohíba totalmente el consumo de la carne de los toros muertos durante las corridas. Mientras el Ministerio de Agricultura no aplique formalmente esa recomendación, nada se opone a la comercialización de la carne de los toros muertos en las plazas, a condición de que los cadáveres sean sometidos en los mataderos a la misma prueba sistemática prevista para los bovinos de más de 30 meses, que antes de fin de mes será ampliada para que afecte a todos los de más de 24 meses. Las pruebas se aplican desde el 1 de enero y hasta ahora han dado pocos casos positivos: sólo 28, de un total de 997. 355 reses analizadas en seis meses y medio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de julio de 2001