Entrevista:JUAN RODÉS | PRESIDENTE DEL CONSEJO ASESOR DE SANIDAD

'Se avecina una época de fármacos muy caros, pero muy eficaces'

Juan Rodés (Barcelona, 1938) es desde el miércoles el principal asesor de la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, en sustitución del cirujano Ramiro Rivera, que ocupó ese cargo durante seis exiguos meses marcados por la tormenta política. Rivera, que había sido condenado en 1987 a cuatro años de suspensión por graves faltas disciplinarias relacionadas con el desvío de pacientes a su consulta privada, adujo problemas de salud para dejar la presidencia del Consejo Asesor de Sanidad el pasado enero, en plena crisis de las vacas locas.

Escaldada de tanta borrasca, Villalobos parece haber buscado un anticiclón. Hepatólogo de gran prestigio, presidente hasta 1994 de la Asociación Internacional para el Estudio del Hígado, director de investigación del Hospital Clínic i Provincial de Barcelona, autor de 373 trabajos de investigación publicados en The Lancet, New England Journal of Medicine y otras cinco revistas médicas de primera línea, editor del Journal of Hepatology, miembro del Royal College of Physicians de Londres y profesor invitado en más de 50 universidades de todo el mundo, pocas figuras habrá menos polémicas que Juan Rodés en el panorama biomédico español.

'Es cierto que los enfermos tienen prisa, pero todavía no sabemos si las 'células madres' pueden ser útiles'

Rodés atendió el miércoles a este diario tras dirigir el simposio Bioingeniería: nuevas estrategias de investigación biomédica organizado en Madrid por la Fundación BBVA, de cuyo comité asesor también es miembro.

Pregunta. Lo que va de mandato de Villalobos ha estado muy marcado por las listas de espera y las vacas locas. ¿Qué va a pasar sobre estos dos asuntos?

Respuesta. Las listas de espera son un problema muy común en los países europeos, debido a que sus sistemas de salud son públicos y gratuitos, y son un problema muy difícil de erradicar. Debemos conformarnos con priorizar las listas según su importancia. En cuanto a las vacas locas, una crisis originada en el Reino Unido, creo que el Ministerio de Sanidad lo ha hecho bien. No ha habido ningún afectado, y se ha creado una comisión de especialistas con gran experiencia, incluido el doctor Isidro Ferrer, que es uno de los mejores neuropatólogos del mundo. La carne de vacuno está ahora más controlada que nunca.

P. Pese a ello, ¿podría darse algún caso de nueva variante de Creutzfeldt-Jakob [la versión humana de las vacas locas]?

R. Hay dos adverbios que no se deben usar en medicina: nunca y siempre. Pero creo que es difícil que surjan casos humanos.

P. La ministra no ha convocado ni una vez a la Comisión Nacional de Reproducción Asistida, que debe pronunciarse sobre el posible uso para investigación sobre células madre de los 30.000 embriones humanos almacenados en las clínicas de reproducción asistida.

R. Es una cuestión que merece la pena analizar. Las células madre tienen un gran futuro en la asistencia médica, en campos como el trasplante celular y la reparación de órganos. Hay que debatirlo sin prisas. Si los embriones han esperado durante años, la solución no vendrá de un mes.

P. Los enfermos sí tienen prisa.

R. Es cierto, pero todavía no sabemos si las células madre les serán útiles.

P. El Gobierno prefiere esperar a que las células madre puedan obtenerse de los adultos para evitar los problemas éticos asociados al uso de embriones.

R. No sólo es un problema ético, sino también científico. La ciencia dirá.

P. Uno de los problemas de la sanidad española es el crecimiento excesivo del gasto farmacéutico. ¿Es preciso reducir el número de nuevos fármacos que se autorizan cada año?

R. La Agencia Española del Medicamento funciona muy bien. No se debe restringir ningún medicamento que sea eficaz. Se avecina una época en que van a proliferar fármacos que, efectivamente, van a ser muy caros, pero también muy eficaces. Hay que tomárselo como algo muy beneficioso.

P. Pero el gasto farmacéutico se lleva ya una cuarta parte de los presupuestos sanitarios totales.

R. Insisto: no se debe restringir la introducción de nuevos fármacos si hay evidencias científicas de que son útiles para los pacientes.

P. ¿Por qué un profesional que lo ha sido todo en la medicina acepta un cargo como éste?

R. Si la ministra cree que yo puedo aportar algo, mi obligación como ciudadano es aceptar el cargo. Como dicen los ingleses, I'll try to do my best [trataré de hacerlo lo mejor que sé].

P. ¿Qué le ha encargado la ministra?

R. Por lo que he hablado con ella, me parece que está por apoyar la investigación, la medicina de calidad, la equidad en la asistencia. Creo que tiene ideas claras sobre lo que debe hacerse, sobre todo ahora que hay que concluir las transferencias a las comunidades autónomas.

P. La transformación de los hospitales en fundaciones sanitarias ya no está sobre la mesa. ¿Cree que debe reabrirse ese debate?

R. Las fundaciones de investigación, sobre las que no se discutió entonces, serían muy interesantes. Permiten segregar el gasto en investigación de los hospitales de los gastos de asistencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de junio de 2001.

Lo más visto en...

Top 50