Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU no logra convencer a los aliados de la utilidad del escudo antimisiles

Escepticismo europeo ante el plan del Pentágono

El jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, se trajo a Bruselas abundante documentación filmográfica sobre las amenazas de países 'irresponsables' con el fin de sostener las bondades del sistema de defensa antimisiles, pero se encontró con el escepticismo de muchos de los aliados de la OTAN. 'No he encontrado nada nuevo que no supiéramos', dijo ayer el ministro de Defensa francés, Alain Richard.

Francia y Alemania, principalmente, estiman que el escudo antimisiles no debe ser la única estrategia a desarrollar para afrontar los peligros de la proliferación incontrolada de armas de destrucción masiva y que hay que explorar otras vías como el fortalecimiento de los actuales tratados de control de armamento o incluso el diálogo diplomático con los países que plantean esas amenazas.

Rumsfeld hizo ayer un flaco servicio a George W. Bush en vísperas de la visita el próximo día 13 del presidente de EE UU a Bruselas, al recurrir a un lenguaje mucho menos diplomático y bastante más virulento que el del secretario de Estado, Colin Powell, sobre la conveniencia de que los europeos colaboren e inviertan en el costoso proyecto de miniguerra de las galaxias. Todo ello suscitó más recelos entre algunos socios atlánticos sobre un debate que, en cualquier caso, no ha hecho más que comenzar. EE UU tiene intención de desplegar 'por fases' un sistema de defensa antimisiles tan pronto disponga de tecnología suficiente, dijo Rumsfeld, aunque agregó que Washington pretende continuar las consultas con los aliados, así como con Rusia y China.

A los norteamericanos les falta mucho aún para aplicar esa tecnología; tampoco están seguros de que tenga éxito, pero sí reconocen que será muy costosa. De ahí su interés de que los europeos contribuyan al proyecto. Las primeras pruebas podrían tener lugar antes del fin de esta década. Sin embargo, Rumsfeld se mostró convencido de que el proyecto triunfará, y sentenció: 'No hay mejor elección para defenderse de estas amenazas que son reales y que, si no se frenan, serán cada vez mayores'. Lanzó toda su batería contra Sadam Husein.

El secretario de Defensa presentó a sus colegas documentación sobre el estado del proyecto norteamericano y aportó material filmográfico de las amenazas, entre ellas los misiles balísticos de medio alcance que ya ha probado con éxito Corea del Norte. EE UU coloca a este país, así como a Irán, Irak, Libia y Pakistán, entre los llamados Estados irresponsables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de junio de 2001