Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NEUROCIENCIA

El consumo prolongado de éxtasis produce pérdida de memoria

Los consumidores de éxtasis, la denominación vulgar de la droga metilenedioximetanfetamina (MDMA), tienden a experimentar pérdida de memoria. De acuerdo con un nuevo estudio, los consumidores habituales de éxtasis sufren una pérdida significativa de la memoria, especialmente de la memoria inmediata. En el caso de quienes sólo consumen éxtasis una o dos veces en la vida, no se han confirmado, de momento, daños.

En este nuevo estudio, de un año de duración, publicado en la edición del 10 de abril de la revista Neurology de la Academia Americana de Neurología, han participado 15 consumidores de éxtasis con edades comprendidas entre los 17 y los 31 años. Los participantes en el estudio consumían la sustancia una media de 2,4 veces al mes, aunque se abstuvieron de hacerlo dos semanas antes de las pruebas (lo cual se confirmó con un análisis de sangre). A todos ellos se les realizaron pruebas sensibles al funcionamiento diario de la memoria.

En el periodo de un año, las puntuaciones descendieron o se mantuvieron estáticas, pero no mejoraron. El principal resultado del estudio es que el uso continuado de MDMA está asociado con diferentes aspectos de pérdida de memoria, incluida la memoria retrospectiva (la capacidad de recordar inmediatamente y después de transcurrido un breve intervalo de tiempo, un corto pasaje de prosa leído). Por ejemplo, la capacidad de recordar un cuento después de un breve lapso de tiempo descendió aproximadamente en un 50% entre la primera y la segunda evaluación. Al parecer, la droga afecta al hipocampo, la parte del cerebro asociada con el aprendizaje y con la consolidación de los recuerdos.

Evidencia preliminar

Según Konstantine Zakzanis, profesor del Departamento de Ciencias de la Vida de la Universidad de Toronto (Canadá), y coautor del estudio, 'para aquellos que consumen éxtasis repetidamente, hay evidencia preliminar que indica que los procesos de la memoria se pueden ver dañados con el consumo continuado de la droga. Para aquellos que consumen éxtasis una o dos veces en la vida, no hay, hasta el momento, indicios que señalen la existencia de daños progresivos o permanentes en el funcionamiento de la memoria, aunque el jurado de investigadores sobre el éxtasis está todavía deliberando la cuestión'.

Zakzanis advierte de que el estudio se basa en encuestas a los participantes, y que 'los hábitos sobre drogas declarados por los consumidores son notoriamente poco fiables. También tenemos que tener en cuenta que hay poco control sobre la calidad en las drogas que se obtienen en la calle, y la mayoría de las investigaciones proporcionan sólo una cifra aproximada cuando calculan la ingestión de éxtasis de cada sujeto'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2001